BIENVENIDA

Es hoy, es hoy. Por fin, tocó el turno a la entidad para la tan esperada visita del presidente López Obrador, a más de dos meses de que estrenáramos 4T región Zacatecas, con el gobernador, también de Morena, David Monreal. Ahora sí: ¡que se vea el amor!

Son también más de dos meses que el propio Monreal Ávila avisara, en su toma de protesta, que oficialmente pasamos del estado a la tragedia. Desde entonces, recordará usted, estimado lector, se pidió auxilio a la Federación. Pero igual y aquí aguantamos.

El tema de temas, diría entonces el propio gobernador, es la violencia. Y es que de la máxima anunciada hace tres años: “abrazos, no balazos”, a Zacatecas le ha tocado más de lo segundo que de lo primero.

 

PROPIOS

Cero y van dos. Resulta que, en el caso de Fresnillo, siete de los ocho hombres colgados de este martes tampoco eran foráneos, sino habitantes de las mismas comunidades donde fueron dejados sus cuerpos.

Con los de Cuauhtémoc, pues resulta que las víctimas que se acumulan por centenas en el estado siempre sí son de Zacatecas y no es que a los gobernadores vecinos de pronto se les haya ocurrido “venir a sembrar sus muertitos para acá”. Luego por qué nos ven feo.

Por cierto, comentan las víboras, la Mesa Estatal para la Paz se quedó en los tres primeros ejecutados ayer, de los únicos que se tuvo el ya clásico machote de Comunicación Social. Será porque era muy temprano y, a como vamos en el muertómetro diario, chance y sí pensaron que se iba a ver mal tanta repetición. Precavidos, pues.

 

ENCOMENDADOS

Por fin se pusieron de acuerdo los diputados locales, hasta los de la 4T, en la urgencia de exigir al gobierno de México que se haga cargo de los estragos del crimen organizado en la entidad. Y que sea el gobernador David Monreal, dijeron, el que alce la voz.

Nomás que el de la violencia no es el único pendiente del gobierno de México. Secundaron los legisladores federales, empezando por Alfredo Femat. El petista aprovechó la comparecencia de la secretaria Delfina Gómez, para recordarle que la SEP debe: con la federalización de la nómina educativa y con la UAZ.

Pero la que mejor resumió lista fue Soledad Luévano. La senadora de Morena se encomendó. Ojalá uno: que la Guardia Nacional pase de patrullar a ayudar. Ojalá dos: que la SCT expliqué qué pasó con las autopistas a Aguascalientes y Guadalajara. Ojalá tres: que a los maestros se les dé ese lugar que tanto presumen en la 4T. Con eso.

 

POR LAS MISMAS

Y ya entrados en malestares, hoy que viene AMLO se encontrará que en Zacatecas ya gustó tanto su propuesta para la revocación de mandato que no solo se promueve fervientemente la presidencial, sino ¡también para el gobernador! Así como lee.

Jubilados y pensionados del Issstezac se la guardaron con paciencia para recibir al primer mandatario: quieren juicio para David Monreal, por el incumplimiento de los pagos en el desfondado instituto. Que se prepare el ex diputado, ahora promotor, Omar Carrera.

Como ya advirtieron las serpientes, la expectativa de las soluciones desde la Federación es alta. Y en cuanto a los sin pago del sistema de pensiones estatal, la verdad es que no es probable que los vayan a contentar con una para el Bienestar. Imagínese: pasar de más de 60 mil pesos cada mes a 3 mil cada dos. Así no, Morena.

 

LA NUEVA

Pues Nueva Alianza ya tienen nueva diputada. Como ya se ha hecho costumbre, Soralla Bañuelos prefiere andar en la farándula que legislar en beneficio de la colectividad. Lo que se espera es que su sucesora no salga como la suplente anterior, Aída Ruíz Flores, que sólo se distinguió por contratar servicios legislativos por millones de pesos.

Claro, a lo que se vio, la recién ungida se adaptó rápidamente a las tareas que hace la mayoría de diputados, ya que se instaló en su curul, sacó su celular y que el mundo ruede. Seguramente será una muy buena aliada de la nueva gobernanza.

Pareciera que los que gustan son de esos que no están en lo que deben estar, pero que significan un voto más. Hasta en el magisterio opinan que a ver si saca la casta y demuestra que no es como sus antecesoras, porque el pueblo requiere representantes, no farsantes.

 

DOBLE

Sin duda, los dobles discursos son parte del andar de algunos diputados, ya que suelen ser candiles de la calle y oscuridad de la casa. El petista Xerardo Ramírez es un claro ejemplo: desde tribuna se envuelve en la bandera del Turismo, mientras que la comisión que preside duerme el sueño de los justos.

Ante las cámaras sostiene que irá de la mano con el secretario LeRoy Barragán. Más y mejores propuestas, dijo. Pero ayer, alrededor de las 10 de la mañana se suponía que tendría trabajo en Comisión, mismo que fue abortado.

Porras y porras al funcionario de la nueva gobernanza pero, en los hechos, Ramírez manda por la borda. Y todavía sostiene que hubo errores en el pasado, olvidadizo de que fue con la que colaboró. Algo quiere y no es dinero… “¿Y mis 100 mil?”


Deja un comentario