EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

El espíritu navideño de los habitantes de Querétaro quedó en pausa luego de que usuarios denunciaran a través de sus redes sociales que el parque navideño ‘Navidad ancestra’, ubicado en el municipio de El Marqués, era un fraude.

Los organizadores prometieron más de 100 mil luces. La realidad: una excavadora adornada con unas cuantas series. El recorrido, que abarcaría cerca de un kilómetro de distancia, además contaría con camiones de comida y la presencia de los personajes claves en estas épocas: Santa Claus y los Reyes Magos.

Tras su inauguración el pasado 22 de noviembre, con costos de ingreso que oscilaban entre los 150 y 180 pesos, los visitantes se dieron cuenta que se trataba de pedazos de terracería que poco eran lo que habían imaginado. En la villa, con una apertura hasta el 8 de diciembre, se encontraron con pocos arreglos navideños, que incluso los presentes relacionaron con los de los centros comerciales, y muy pocas luces en lo que realmente funciona como un viñedo.

El asunto incluso llegó a los oídos de la Profeco, quienes acudieron a la villa navideña para revisar las quejas por la mala instalación de las carpas y la publicidad engañosa e hicieron saber que el inmueble no contaba con los permisos necesarios como son el pago del predial o la utilización de un sello del municipio para vender los boletos.

Las decoraciones se volvieron un tema viral. Ante el reclamo por reembolsos, la Finca Ancestra ha hecho caso omiso y remite el problema a la boletera e-ticket, encargada de vender las entradas. Aún no se sabe si las instalaciones serán clausuradas, lo que si es la desilusión de decenas de familias que esperaban ansiosos empezar a festejar las fiestas decembrinas, además del periodo de trámites a seguir para ver de vuelta su dinero.


Deja un comentario