FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Rocío Márquez González dice haber corrido con suerte al poder llevar una vida normal luego de que hace 10 años fuera diagnosticada con esclerosis múltiple, una enfermedad neurodegenerativa que en poco tiempo puede provocar hasta cuadriplejia entre quienes la padecen.

Sin embargo, durante el último año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha sido más un obstáculo que una ayuda en su lucha por salir adelante al no brindar los medicamentos necesarios para llevar su tratamiento, que son recetados por el área de Clínica del Dolor del organismo.

En entrevista, Rocío denunció el desabasto de estos y otros medicamentos que, así como ella, la ciudadanía exige para el cuidado de su salud.

Vía telefónica reprochó también los obstáculos burocráticos para obtener estos medicamentos cuando se encuentran en existencia, debido a que se les exige reagendar nuevamente otra cita con el especialista para que se le vuelvan a recetar los mismos fármacos, que con el paso de los días terminan acabándose antes de que el médico los pueda volver a atender.

Rocío, quien por temor a tener alguna recaída por su enfermedad decidió poner un pequeño negocio familiar, asegura que no puede abandonar de manera frecuente su trabajo, como acusa que lo hacen los funcionarios del IMSS, quienes no han atendido sus reclamos cuando es su obligación.

“Ellos piensan que uno tiene el tiempo de desatender su trabajo como ellos, ya que uno nunca los encuentra en sus oficinas”, acusó.

Finalmente, Rocío advirtió que, a pesar de no ser recibida por las autoridades del IMSS para escuchar sus reclamos sobre el desabasto de medicamentos, ella seguirá luchando contra lo que considera una injusticia, aún cuando deba llevar su lucha hacia otras instancias.


Deja un comentario