SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM

La nueva cepa de COVID-19 Ómicron, denominada por la OMS como preocupante y detectada el 22 de noviembre en la provincia de Gauteng, Johannesburgo, Sudáfrica, llegará a México en un máximo de tres semanas, advirtió el epidemiólogo Oliver Herrera.

El especialista expuso que esta variante también llegará a Zacatecas a consecuencia del “gran flujo migrante que tiene el estado y debido a que viene una temporada donde muchos migrantes llegan de visita a sus comunidades”.

De ahí la recomendación de mantener las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, la sana distancia, evitar lugares concurridos y mantener ventilados los sitios de reunión para evitar acumulación de dióxido de carbono lo que aumenta el riesgo de contagios.

Agregó que es necesario considerar el tema de la movilidad: “ésta debe dejar de ser por placer y solo por necesidad. Esto será fundamental para disminuir el número de contagios por esta nueva variante”.

Explicó que en este momento podrían no ser necesarias las medidas restrictivas, “cuando inició la pandemia no sabíamos cómo actuar, ahora ya tenemos ese conocimiento y tenemos que aprovecharlo”.

Oliver Herrera explicó que la nueva variante es más contagiosa y letal, “no en términos de mortalidad, ésa se mide diferente, la letalidad de Ómicron es porque se contagia mucho más rápido”. Advirtió que la mortalidad de esta variante será determinada al analizar su comportamiento entre la población.

Por su parte la Secretaría de Salud (Ssa) federal, en un comunicado de prensa dio a conocer que “ante el reciente reconocimiento de Ómicron como una variante de preocupación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Secretaría de Salud se encuentra actualizando protocolos de vigilancia genómica para la búsqueda intencionada de dicha variante”.

Agrega el comunicado que “en caso necesario, las medidas sanitarias que se tomen serán guiadas por la evidencia científica disponible”.

Oliva López Arellano, titular de la Secretaría de Salud de Ciudad de México, dio a conocer que ni en la capital ni en el resto del país se tiene registro, hasta el momento, de la variante de la COVID-19, Ómicron, pero se mantienen en alerta con monitoreos.

“Nosotros no tenemos documentada esta variante en la ciudad, ni en el país hasta ahora, pero se monitorea, se hace la vigilancia genómica para detectar a tiempo cualquier variante y dar seguimiento sobre todo si son variantes de preocupación”, explicó la funcionaria en conferencia de prensa.

Mientras que la Unión Europea, compuesta por 27 naciones, impuso una prohibición temporal de los viajes aéreos desde el sur de África. A la fecha los registros de la OMS detectaron la cepa en Bostwana, Bélgica, Hong Kong e Israel.

 


Los comentarios están cerrados.