EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

La tortilla, uno de los pilares de la alimentación en México, no para de encarecerse.

El precio del alimento registró una inflación de 16.7 por ciento anual y 0.4 por ciento quincenal en la primera mitad de noviembre, según datos del INEGI.

El dato anual de inflación para la tortilla es el más alto desde la segunda mitad de febrero de 2012. Además, con el alza en la primera mitad del mes suma 25 quincenas consecutivas de encarecimiento.

Homero López García, presidente del Consejo Nacional de la Tortilla, advirtió que el kilogramo del producto podría cerrar el año costando 23 pesos en la zona centro y 27 en el norte.

La tortilla no es el único alimento que está encareciéndose a un paso alarmante. La carne de res registró una inflación de 13.3 por ciento en la primera quincena de noviembre, su dato más alto en seis años. Para el pan de caja, el alza (10.9%) fue la más fuerte en 12 años. El índice de pescados y mariscos avanzó 10.2 por ciento, un máximo de cuatro años.

Fernando Cruz, socio del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, entre los factores de avance de los precios van desde problemas de logística, alza de fertilizantes, hasta el hecho de que la inflación suele seguir a un avance económico postcrisis.


Los comentarios están cerrados.