LANDY VALLE / NTRZACATECAS.COM
LANDY VALLE / NTRZACATECAS.COM

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de Zacatecas, llamó a los ciudadanos a no bajar la guardia ante la pandemia por COVID-19, reforzando las medidas sanitarias.

Ante la llegada de diciembre y las festividades que tradicionalmente este mes conlleva, el obispo exhortó a los habitantes a portar el cubrebocas en todo momento, así como llevar a cabo las medidas sanitarias como la sana distancia y el lavado frecuente de manos.

“Ya tenemos casi dos meses en semáforo verde, pero no hagamos confianza, sigámonos cuidando”, llamó.

Asimismo, durante la homilía de este domingo realizó el encendido de la primera vela de adviento, donde expuso la necesidad de llevar tres actitudes durante este tiempo: esperanza, esfuerzo y reflexión.

Durante su discurso, el obispo argumentó que la esperanzaes la virtud que sostiene la vida, “dinamiza la vida, que no solo nos pone en el camino de la lucha de cada día, sino que nos alimenta en el camino” y aseguró que esta se puede encontrar en la familia y todas las personas que nos rodean.

De igual manera llamó a esforzarse, “Dios pone lo suyo, nosotros pongamos lo nuestro”, en todas las situaciones de la vida, “los problemas no se solucionan solos”, por lo que enfatizó la importancia del esfuerzo para vencer una mentalidad pasiva y ser sensible ante los problemas de los demás.

Por último, en el inicio de adviento, el obispo invitó a la reflexión para discernir lo falso de lo verdadero, así como “lo bueno de lo malo”.

 

 


Los comentarios están cerrados.