CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE. Con un cuadro de folclor y música, enmarcado en un inigualable escenario natural que en definitiva echa a volar la imaginación, así como con la presencia de stands de los seis Pueblos Mágicos del estado y Nombre de Dios, Durango, además de centenares de visitantes, se celebró el 21 aniversario de la declaratoria como Parque Nacional a Sierra de Órganos, festejo que suple al 20 aniversario que por la pandemia no se pudo realizar.

Sierra de Órganos fue reabierto como parque seguro hace siete meses y desde entonces el número de visitas es de apenas 40 por ciento, por lo que con la promoción turística del sitio desean que se le vuelva a dar el auge que anteriormente tenía.

En 2019, cuando fue abierto por última vez, durante el año, el parque registró poco más de 17 mil visitantes. Tras su reapertura, 30 por ciento de ese número comenzó a volver a este escenario en el que la magia de lo etéreo no tiene límites, salvo los que el propio visitante quiera imponerse.

Así, las autoridades municipales encabezadas por el presidente municipal Alan Murillo Murillo y los ejidatarios de Villa Insurgentes, celebraron las primeras dos décadas en que esta área natural protegida en su modalidad de Parque Nacional, fue declarada como tal para deleite de propios y extraños.

Son dos los recorridos por esta mágica zona de erupciones volcánicas cuyo nombre da origen a que sus figuras caprichosas asemejan las teclas de un órgano, y que fueron formándose a través de los siglos para ser hoy una belleza natural única en el mundo.

“Y sería imposible recorrer su superficie de mil 124 hectáreas que colindan con dos ecorregiones importantes, al este con el Desierto de Chihuahua y a las espaldas, con la majestuosa Sierra Madre Occidental, hacia el Espinazo del Diablo”, resaltó Rodolfo Pinedo Pérez, director del Parque Nacional, al dar la bienvenida a los visitantes en este aniversario que sumó unos mil y del que este domingo se esperaban unos 800, con la carrera de ciclismo para cerrar el festejo.

El proceso de erosión esculpió las rocas de manera tan esplendorosa que sus caprichosas figuras son capaces de echar a volar nuestra imaginación en todos sentidos, no solo el de la vista, que es la primera en ser seducida.

A lo largo de la historia cercana, Sierra de Órganos atestiguó escenificaciones históricas como la Revolución, luego el tránsito de bandoleros y aventureros, además de que es parte del Camino Real Tierra Adentro que posteriormente fue atraído por numerosos cineastas nacionales y extranjeros para inmortalizar en sus formaciones rocosas que son “algo más que una belleza escénica”.

Son poco más de seis películas las que se rodaron en este emblemático lugar de Sombrerete, de rocas y cactus, de flora y fauna tan extraordinaria, al ser el resguardo de uno de los 120 nidos del Águila Real del país y cuna del Halcón Peregrino, otra especie endémica de tal esplendor que cobra mayor relevancia al sitio y que le valió al ejido Villa Insurgentes lograr la declaración de zona natural protegida en 2000, un 27 de noviembre.

El presidente municipal enfatizó que ahora que la situación de salud lo permite, impulsará el renacer del turismo ante todo, y que mejor escenario que este parque nacional, que tiene mucho que ofrecer a incluso a los ojos internacionales.

El parque representa un orgullo natural para el estado por sus muchas peculiaridades, su entorno y la experiencia que se vive que jamás se compararía a una simple charla, que a vivir a plenitud caminar por sus senderos, sentir ese viento frío en la cara y admirar sus representaciones caprichosas tanto como sorprendentes, que permiten captar la mejor fotografía que queda grabada apenas cerrar los ojos e imaginar.

Y han sido visitantes de Aguascalientes, San Luis Potosí, Torreón, Coahuila, Monterey, Nuevo León y Durango, así como extranjeros, entre canadienses, estadounidenses y europeos quienes conocen de las visitas que se vuelven leyenda y que principalmente recurren en Semana Santa y vacaciones de verano.

Es la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) la que se responsabiliza de marcar las líneas de protección de la zona y que además se encarga de realizar algunos proyectos productivos a partir del cuidado del medio ambiente.

 

Comienza la magia

Parte de esta celebración fueron los recorridos guiados, divididos en dos. Uno, el que los guías de turistas llaman el corto y otro el largo, pero también muy extremo.

El primero dura dos horas, el segundo, hasta poco más de tres horas y quien se anime a hacerlo, debe irse preparado además con ropa y calzado adecuados y mucha actitud de vivir la adrenalina de los escenarios.

La mayoría de los visitantes de este aniversario optó por experimentar la vía corta. Y comenzó frente a la figura quizá más fotografiada: la famosa Copa, que apenas caminar unos metros, puede convertirse en aquel famoso extraterrestre de película, ET o lo que la imaginación quiera que sea.

El sendero de la guía va luego por el lado izquierdo a un retorno sin regreso al mismo lugar, pero que concluye donde todo empezó.

Así, una gran roca que asemeja una cueva, es la misma que aparece en la película El Cavernícola que en los 80 protagonizó Ringo Starr.

Dispuestos a caminar sin contar los pasos y a agarrar calorcito ante el frío serrano que casi cala los huesos, los visitantes encabezados por el propio presidente Alan Murillo, llegan a las primeras formaciones que a la vista dibujan figuras petrificadas de un gorila sentado haciendo puchero y debajo, una gran cabeza de serpiente.

Frente a ellos, la cabeza de una gran ballena de lado y hasta el ojo, se observan claramente.

Aquí, la guía expresa que además de las figuras de órganos musicales que dan nombre a la zona, en ciertas temporadas del año el viento tiene un sonido muy especial, cual nota musical.

Así, caminando por estrecho sendero transitan decenas de pies y ojos que observan los paraderos permitidos para asar carne y pasar una tarde de agradable reunión familiar.

Más adentro, encima de altas rocas volcánicas, se puede ver lo que parece una gallina echada y hasta una botita con todo y cintas. Y las rocas siguen formando tantas figuras como la imaginación desee.

Así llegan hasta El Campanario, una de las rocas famosas del sitio en la que parece fue forjada una campana, donde los paseantes aprovechan para tomarse un respiro y tomar cuantas fotos alcancen.

La otra magia está arriba, sobre el cielo, en el que sobrevuelan majestuosas las águilas cola roja y el halcón Peregrino que puede alcanzar una velocidad de hasta más de 300 kilómetros.

Así se llega hasta la zona de Los Frailes y la Mesa de los Indios. Varios metros adelante todavía hay más por ver, a lo lejos Las Comadres, a un costado las tres figurillas de Los Frailes y en medio de la escena, el Valle de los Gigantes.

A la vuelta de regreso, las fotos artísticas son en el Honguito, que remata el recorrido quizá cansado, pero que limpia y oxigena los sentidos al contacto intensivo con la naturaleza.

 

El ritual del temazcal

Para echar fuera las malas vibras, parte del atractivo en Sierra de Órganos es darse un baño de pureza espiritual en el Temazcal, esta antiquísima forma de purificación, en la que se conjuntan los elementos naturales, el agua, el fuego, la tierra y el viento.

Ya sea ir caminando cansados, o bien, llegar en vehículo, del otro lado, al sur del sitio, en medio de un apabullante olor a copala, el fuego con el que son calentadas las llamadas “abuelitas” que no son más que las rocas calientes que vaporizan el temazcal, grandes filas de jóvenes adultos y niños esperan a que les permitan la entrada a la zona sagrada para purificarse con el fuego de relajante olor y luego, ingresar al área donde los anfitriones dirigen el ritual para componer lo que en los que viven la experiencia lleven mal.

 

Experiencia  para todos

En día de aniversario, el ayuntamiento, en coordinación con el ejido Villa Insurgentes, quienes participaron en la carrera ciclista MTB y el Instituto Tecnológico Superior Occidente, prepararon también un programa de folclor y música, en tanto los visitantes decidieron si visitar los stand de cada Pueblo Mágico, Jerez, Sombrerete, Guadalupe, Pinos, Teúl de González Ortega, y Nombre de Dios, Durango, que ofrecieron un ramillete de sabores en mezcal, rompope, hidromiel, licor de membrillo, chocolate, ricos buñuelos gourmet, mezcal añejo y reposado, gorditas de horno… En fin.

Para los mil visitantes del sábado, varios puestos de comida ofrecieron también variedad de antojitos como birria y tacos de varios tipos, para saciar hambre y sed después de tal caminata.

Asimismo, la inauguración estuvo abarrotada de invitados especiales, entre ellos, los representantes de los Pueblos Mágicos, el director del parque y los guardas, así como los integrantes del ejido Villa Insurgentes representados por Juan Ibarra Salas, además de Ramsés Ríos, titular de la Dirección de Turismo y Cultura Municipal.

Disfrutar y admirar pues Sierra de Órganos, es “un orgullo que se debe llevar a donde quiera que vayamos y difundir lo que en Sombrerete se puede ofrecer”, expresó el alcalde al declararse principal promotor de este sitio sinigual.


Los comentarios están cerrados.