CÉLEBRES

Dicen que, cuando todo va mal, no hay como castigar por corrupción, sobre todo de la talla de la Estafa Maestra. Y la Cuarta Transformación parece haber retomado contra el famoso enjuague de Rosario Robles, en el que varios zacatecanos están por bailar con la más fea.

Resulta que la Fiscalía Anticorrupción ya presentó en tribunales dos casos que involucran a la Sedesol nada más y nada menos que con la UAZ. Los hay quienes advierten que en mal momento llega la exhibida a la universidad, a punto de la repartición de los dineros estatales.

Pero otros opinan que, justo lo contrario, pues por fin se haría la que deseaba Antonio Guzmán: que se castigue a los culpables. En la lista de los señalados, se incluyen el ex rector Armando Silva y los célebres antes funcionarios federales Pedro de León y Marcos Ibarra. En una de ésas, al primero lo hallan junto a su cuñado, el ex gobernador Miguel Alonso.

 

PERDIDA

En una nueva aventura panista de Noemí Luna, resulta que la diputada federal acaba de descubrir el metro de la Ciudad de México y, en redes sociales, publicó su “primera vez” en el transporte de la capital del país. Así como lo lee.

Con fotografías tipo “como que no me doy cuenta” (obvio, dijo ella), la legisladora albiazul contó, “con emoción”, que todo salió bien en su viaje pese a lo confundida (no es culpa de ella) en su intento de entrar en modo chilango.

Y quedó claro que Luna Ayala está poco acostumbrada a andar con los de a pie, será por eso que acá nunca la vimos en un Tierra y Libertad. Le falta barrio.

 

YA SE VERÁ

Es una condición humana tener una intencionalidad, o sea, nadie da paso sin huarache y, según cuentan los venenosos, se vislumbra una muy considerable reducción en el presupuesto de la Legislatura.

Se argumenta que la serie de denuncias que ha enarbolado el diputado Ernesto González tienen como fondo justificar el recorte. Quieren amarrarles las manos a algunos diputados, unos para evitar que les crezcan las uñas, como a los anteriores, y a otros para que no tengan margen de maniobra política.

Nadie se come la idea de que González Romo actúe solo, ya que dicen que no le alcanza para tanto. Es decir, trae línea para empañar y que, ante los ojos de la ciudadanía, se aplauda que los legisladores se queden sin recursos (y, con base en la experiencia, ¡ni cómo ayudarlos!). Vino a bien el señalado de “tonto útil” de la nueva gobernanza.

 

NI PARA ESO

Nadie podrá negar que aprenderse de memoria un párrafo no es como que lo más difícil, aunque para los diputados no. Así de complicado para decir: “En mi calidad de (según sea el caso) de la Comisión de Concertación Política y Régimen Interno se determina que tal o cual tema sea de urgente y obvia resolución”. Pero ni para eso sueltan el acordeón.

Tienen que pasarles una hojita con el texto para que lo mal lean. ¡Son una vergüenza! Y no sólo eso, sino desde el pase de lista les deben decir el formulario. Bueno, hasta para mandar un tema a Comisiones tienen que apegarse al guion.

Y aún así cobran, sin pudor alguno, alrededor de 100 mil pesos mensuales. En serio, ¡de párvulos! Aunque, la verdad sea dicha, a muchos no les alcanza para más.

 

MENSAJES

Sin duda, sigue haciendo eco la presencia presidencial en la entidad. Ahora, la pregunta es si en la nueva gobernanza entendieron los mensajes. Como ya se ha dicho por propios y extraños, el presidente traía agenda completa y se vio que conoce al dedillo cómo la juegan en Zacatecas.

El llamado de AMLO fue para que se ponga orden. El presidente no habla por hablar ni para salir del paso, sino con conocimiento de causa. Y aunque algunos se hicieron que la virgen les habla, debió quedar claro cuando señaló que no al nepotismo, compadrazgo y amiguismo, “ninguna de esas lacras”.

Sin duda, raspó varias chamarras porque eso de “ni los mismos ni lo mismo”, o el otro chiste de “ni cuates ni cuotas”, pues a ojos vistos ha sido una falacia. Aguas que de la Cuarta Transformación ya sabemos cómo se las gasta.


Los comentarios están cerrados.