EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

El Banco de México (Banxico) recortó el pronóstico de crecimiento de la economía mexicana para este año y advirtió que el balance de riesgos enfrenta un sesgo a la baja.

Además, mantuvo las expectativas de inflación del pasado noviembre, de 6.8 por ciento para 2021, pero advirtió que si bien se consideran principalmente transitorios los choques que han incidido sobre los precios, el horizonte en el que podrían afectar es incierto.

En el marco de la presentación del Informe Trimestral, la autoridad monetaria indicó que para este año espera un crecimiento económico de 5.4 por ciento en su escenario central, menos que el estimado previo de 6.2 por ciento.

El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, comentó que los ajustes a la baja obedecen a la caída real trimestral del PIB, de 0.4 en el tercer trimestre.

“Entre los principales factores asociados a esta revisión en el pronóstico, el más importante es que, el crecimiento del PIB, el desempeño de la actividad económica para el tercer trimestre de este año, claramente estuvo por debajo de lo que se preveía. Involucrado en esto fue una reducción en la parte de servicios, el efecto de la pandemia y la tercera ola (de contagios por Covid), pero también el efecto de esta contracción en los servicios que se prestan en apoyo a negocios, el tema de la subcontratación”, expresó.

Advirtió que el balance de riesgos para el crecimiento enfrenta un sesgo a la baja, y entre los factores que lo podrían poner en riesgo están el recrudecimiento de la pandemia, así como la prolongación de los cuellos de botella a nivel global y los mayores costos de insumos y episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales.

Gabriela Siller, directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, dijo que el crecimiento de 5.4 por ciento en todo el 2021 planteado por Banxico implicaría una caída en este último trimestre.

“En el escenario central de crecimiento para el 2021, Banxico espera ahora 5.4 por ciento. Esto implica una caída del PIB en el 4 trimestre, alrededor de 1.6 por ciento trimestral; una forma de ‘W’ en la recuperación, una posible recesión en México y una recuperación completa del PIB hasta 2023″, precisó.

Para el próximo año Banxico revisó al alza el estimado de crecimiento económico, el cual pasó de 3 a 3.2 por ciento en su escenario central.

Por otra parte, la autoridad monetaria elevó su pronóstico de inflación y ahora prevé que cerrará este año en 6.8 por ciento, y en 3.3 por ciento para 2022, estimaciones idénticas a las presentadas en el anuncio de política monetaria del pasado noviembre.

Advirtió que si bien se considera que los choques han afectado a los precios tendrán un efecto temporal en la inflación anual, el horizonte en el que podrían afectarla es incierto, además de que han impactado a un amplio tipo de productos y su magnitud ha sido considerable, lo que ha aumentado los riesgos para la formación de precios y las expectativas de inflación.

A favor de la equidad de género

Victoria Rodríguez está nominada para ocupar el cargo de gobernadora de Banxico a partir del 1 de enero próximo, y la Junta de Gobierno destacó que se esté apostando por la equidad de género.

“Siempre es bienvenida la representatividad de género en los órganos de gobierno, en el sector financiero, así que yo creo que es una muy buena noticia”, expresó la subgobernadora Irene Espinosa.

La subgobernadora Galia Borja coincidió con esto y consideró positivo incrementar la cuota de género en los más altos puestos directivos.

Díaz de León dijo que cualquier persona que llegue a la Junta de Gobierno tiene que respetar el marco normativo de la institución y su autonomía. “Es muy claro cuál es nuestra obligación, cuál es nuestro compromiso, y, si el perímetro constitucional y legal del banco se mantiene con claridad, es muy claro que todos los miembros de la Junta tienen que enfocarse en el cumplimiento”, indicó.


Los comentarios están cerrados.