ABRIL SOLÍS/NTRZACATECAS.COM
ABRIL SOLÍS/NTRZACATECAS.COM

Pese a que los cinco centros de acopio en el municipio de Fresnillo ya están abiertos, los productores de frijol siguen vendiendo su producto a los coyotes ante la urgencia de obtener una ganancia para poder continuar con el trabajo de la cosecha.

Fernando Galván, productor de frijol, informó que en el estado aún faltan 10 centros por abrir, mientras en Fresnillo están abiertos en su totalidad, esto; sin embargo, no ha disminuido la venta que hacen los productores con los coyotes, vendiendo el producto a un máximo de 12 pesos, es decir, cuatro pesos por debajo del precio de garantía.

Lo anterior se debe a que los centros de acopio no pagan de forma inmediata, sino que los productores deben esperar hasta cinco días hábiles para recibir su pago, esto ha generado desesperación pues deben pagar a los trabajadores y el diésel para seguir trillando, es por esto que deciden acudir con los coyotes y recibir un pago inmediato.

“Necesitamos ahuyentar a los coyotes, es nuestra lucha”, explicó el productor y añadió que también es necesario que las reglas de operación sean más flexibles ya que esto también ha impedido que los productores se acerquen a los centros de acopio.

Sobre lo anterior abundó en que algunos productores han tenido problemas por el exceso de humedad y ha sido más complicado vender el producto a Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

“Si falta que haya menos burocracia, falta que flexibilicen las reglas de operación porque están muy altas para el productor, para que pase rápido y también es muy importante que paguen rápido”, abundó.

Exigió que agilicen los pagos conforme a las reglas de operación de la Segalmex.

“Los coyotes siguen hostigando a los productores en el surco y en las comunidades, llegan con básculas para comprar el frijol allá”, refirió Fernando Galván y pidió que investiguen a los coyotes para detener estas prácticas.

En el estado son alrededor de 40 mil pequeños productores de frijol, mismos que siembran 750 mil hectáreas, de las cuales 118 mil corresponden a territorio fresnillense.

Finalmente, Fernando Galván hizo el llamado a los productores para que no vendan su producto por debajo del precio de garantía, ya que eso afecta la venta para todos.


Los comentarios están cerrados.