Luis Ernesto Olvera Rosas
Luis Ernesto Olvera Rosas

Geotermia: el futuro prominente para México

 

Calor infernal el mejor energético. Sin que escuchemos a ecologistas simulados, grandes dramas como lo hacen por la energía solar o eólica, la geotermia es una gran alternativa en el mundo y más en México.

Pero como la inversión en geotermia es en México por el estado, no escuchamos la vociferación por dos jugosos negocios de grupos que se formaron con empresarios y políticos corruptos como Felipe Calderón (seguimos esperando su juicio).

Cuando no hay reglas precisas como en España y algunos países europeos muestran que la regulación estatal fue perversa, aun con gobiernos socialistas, que permitieron un “libre mercado” en generación de energía, el resultado, la población sufre las alzas en la electricidad. La pandemia desató los demonios.

Ambientalmente, la geotermia, en los procesos de generación de energía, por combustibles fósiles se producen emisiones atmosféricas que provocan calentamiento global, son destacadamente menores.

Los residuos y emisión de gases que produce son muy bajos en comparación con otras fuentes térmicas de energía, además de ocupar un espacio reducido de terreno y su indudable carácter autóctono (Martínez Juárez 2016).

Los problemas que genera se resuelven o disminuyen:

Los gases disueltos como el CO2 y sulfuro de hidrógeno, se eliminan con provocar alteraciones al funcionamiento de la central geotérmica con instalación de condensadores, intercambiadores de calor, para que no se liberen directamente a la atmosfera.

Las sales, al estar presentes en mayor o menor cantidad en el yacimiento geotérmico, se incrustan desde el pozo hasta equipos y tubería, por lo que su control es fundamental, en grandes cantidades no se depositan en aguas superficiales.

Las aguas llevan un tratamiento para regresar a la recarga del acuífero que produce la geotermia, por lo que no hay sobreexplotación del agua subterránea.

La geotermia ha crecido, de menos de 2000 MW años en los años setenta a 15 600 MW en el 2020, proporción que demuestra menos aplicación tecnológica para la instalación de plantas geotérmicas que las solares y eólicas.

El medio de comunicación Think GeoEnergy ha publicado una lista de los 10 principales países geotérmicos en función de la capacidad instalada de generación de energía geotérmica, hacia finales de 2020.

Así, a la cabeza se encuentra Estados Unidos (3,676 MW), con 23 MW adicionales recién agregados antes de fin de año. Le siguen Indonesia (2,133 MW) y Filipinas (1,918 MW), y muy cerca está Turquía (1,526 MW), que añadió en 2019 179 MW.

El quinto lugar lo ocupa Nueva Zelanda (1,005 MW), seguido de México (962.7 MW), Italia (944 MW) e Islandia (755 MW).

La mayor expansión por país este año la ha protagonizado Kenia (861 MW), que ha logrado instalar una capacidad de 193,3 MW. La lista la cierra Japón (601 MW), que continúa desarrollando esta energía a pasos pequeños.

México podría alcanzar hasta 15 mil MW sustituyendo el 50% de combustibles fósiles.

El problema es impulsar proyectos de investigación en zonas oceánicas con producción de ventilas hidrotermales, en el Mar de Cortés, así como en el eje Neovolcánico, zonas donde se presentan eventos volcánicos de gran magnitud.

El costo unitario total (MXN$/kwh) para la generación, por orden de despacho con modificación de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), es de 2.70 por las eólicas de Iberdrola, otras compañías eólicas 1.95, solar 0.85, ciclo combinado 1.05 y la geotermia 1.01. ¿Comprende el enojo del presidente López Obrador?

La geotermia es capaz de proporcionar, adecuadamente, energía de por vida, a nivel continental y eterna la oceánica.

Terminamos con la geotermia, esperando que ayudemos al lector de NTR a formar un criterio crítico de la realidad energética del país. Vayamos con la hidroeléctrica.

 

Nada autócrata. Lo primero ¿Qué sucedió con ese aumento al salario mínimo?

Usted se preguntará, como es posible que ahora el sector empresarial haya propuesto un aumento del salario mínimo del 22%, cuando con gobiernos panistas y priistas en promedio fue del 4% y máximo del 9%. En 2018, el salario en general era de 88.36 pesos; para 2019 alcanzó los 102.68. A partir del 1 de enero de 2022, aumentará de 141.7 a 172.87 pesos diarios. El salario de la Zona Libre de la Frontera Norte, pasa de 213.39 a 260.34 pesos diarios en 2022.

Los verdaderos empresarios que no fueron privilegiados evadiendo su responsabilidad fiscal, factores de competencia y reglas del T–MEC, están corrigiendo esas grandes disparidades sociales, que se dieron en los pasados sexenios, sin que nosotros los ciudadanos tuviéramos mejores condiciones de bienestar y justicia social.

En el combate a la corrupción, mencionó, se ha ahorrado, en los tres años de su gobierno, un billón 400 mil millones de pesos. La palabra ahorrado debería ser cambiada por recuperado, dado que es causa de no permitir evasiones fiscales, fideicomisos con opacidad.

Además, el destino de eso recursos, impide endeudarnos. Enfocando “el destino a productores y pescadores; se restablecieron los precios de garantía, apoyamos a 440 mil campesinos que están sembrando árboles frutales y maderables”. Quienes andamos por el campo, sabemos que no son mentiras.

Para un futuro prominente en México, recuperar el equilibrio perdido con la política energética y que coman los que nos dan de comer. Es esencial.


Nuestros lectores comentan

  1. Oscar E. MARQUINA

    Lo que se dice de la GEOTERMIA, en cuanto alternativa de generación energía eléctrica limpia es correcto. Pero la información que se da es .inexacta. Creo que no aporta nada al conocimiento de este recurso. Espero que estos temas se traten con mayor rigor para que sean útiles..