EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM
EL FINANCIERO/NTRZACATECAS.COM

El último concierto que Vicente Fernández, quien falleció este domingo, dio en el Estado Azteca fue el 16 de abril de 2016.

En artista presentó su show “Un azteca en el Azteca”, que incluyó alrededor de 60 canciones y por lo que es considerado el más largo dentro su trayectoria profesional (la presentación duró cuatro horas y se extendió a la madrugada del día 17).

Fernández lució de muy buen talante con un traje de charro negro con adornos dorados y cantó de pie la mayoría del repertorio, aunque se tomó su tiempo para estar sentado en piezas como “Te juro por dios” y “Ando que me lleva”, según una crónica de AP que publicó el diario Chicago Tribune el 17 de abril de 2016.

De acuerdo con la agencia de noticias, sólo tuvo un invitado especial, su hijo Alejandro Fernández, quien llegó con un traje de charro negro con adornos plateados y un moño rojo que le entregó a ‘Chente’ al entonar “Paloma querida”.

La presentación fue la despedida del cantante de los grandes escenarios y Sony Music lanzó un disco el 2 de septiembre de ese mismo año.

De acuerdo con la disquera, más de 80 mil personas asistieron al concierto y más 50 músicos acompañaron a Vicente Fernández, quien tenía entonces 76 años.

Fernández es considerado el cuarto “gallo” entre los cantantes de México junto a Jorge Negrete, Pedro Infante y Javier Solís. En 1976 la pieza “Volver, volver” cimentó su posición como el más grande cantante ranchero de todos los tiempos, según Sony Music.


Los comentarios están cerrados.