FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM

Líderes empresariales consideran una “presión adicional” el aumento de 2.5 a 3 por ciento en el impuesto sobre nómina, que se une a otras cargas que han afectado a los negocios de Zacatecas.

Tras la adición de .5 por ciento a este impuesto en el Presupuesto de Egresos 2022, con el fin de homologarlo con otros estados, los presidentes de Coparmex y Canacintra señalaron la necesidad de un mayor análisis por parte de los legisladores antes de su aprobación.

Antonio Sánchez González, presidente de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), consideró como una “mala noticia” este aumento, ya que el empresariado zacatecano sufre ya de otras preocupaciones adicionales como es la inseguridad, lo que ejemplificó con el cobro de derecho de piso en los municipios de la zona conurbada.

“Es una presión adicional a las que ya existían procedentes de los meses, de los años, en los que el Producto Interno Bruto de Zacatecas no solamente no ha crecido, sino que se ha deteriorado”, lamentó Sánchez González, quien agregó también la inflación acelerada y la presencia de la pandemia como otros factores de presión para las empresas en el estado.

Por su parte, Sara Abigail Hernández Urenda, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Zacatecas, señaló que los empresarios vienen “arrastrando ya una carga muy importante en cuanto a impuestos y aportaciones, de una temporada muy complicada en cuanto a los ingresos y que no nos hemos podido recuperar”.

“Ahora, con este nuevo incremento, la verdad es que no estamos de acuerdo en que lo hayan aprobado y representa una carga más para los empresarios”, lamentó.

La líder de Canacintra en el estado reprochó lo que considera una falta de sensibilidad por parte de quienes autorizaron el aumento a dicho impuesto que, explicó, en años anteriores representaba un ingreso de entre 40 y 50 millones de pesos mensuales, a nivel estatal.

“Definitivamente desincentiva la inversión; eso es lamentable. Pero creo que lo más lamentable es que a pesar de que generamos las Pymes y Mipymes 90 por ciento de los empleos formales en el estado, que no se tenga la sensibilidad para en lugar de apoyarnos y fomentar la creación de más empleos formales, ahora se nos imponga este incremento al impuesto”, finalizó.


Los comentarios están cerrados.