CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

VALPARAÍSO. Debido a la inseguridad, y no precisamente a la pandemia, el ayuntamiento suspendió, por segundo año consecutivo, la fiesta patronal en honor a la Inmaculada Concepción.

Sin embargo, y para que no decaiga el ánimo entre la ciudadanía, el presidente municipal Eleuterio Ramos Leal expresó que sí se decidió realizar el Festival Cultural Navideño 2021, que fue bien aceptado, pues se registra la presencia de hasta 500 personas a los eventos.

Con ello, se muestra al resto del estado que “la sociedad de Valparaíso, con su reserva y guardando las precauciones necesarias, trata de hacer su celebración religiosa y navideña”, expresó el alcalde.

Se trata de un festival que se realiza con la presentación de artistas locales en la plaza principal, que se convierte en el escenario cultural del año, “y decidimos sostener el festival que, pese a las condiciones (de inseguridad) ha habido afluencia, sí vienen las familias”.

De igual manera, resaltó que, pese a la difícil situación de los últimos días, los paisanos arriban a su pueblo natal, registrando un número en una semana de al menos 500 paisanos, aunque para estas fechas, en otros años, el arribo se multiplicaba por cinco veces más.

Respecto de las actividades de Navidad y Año Nuevo, el ayuntamiento emprendió, este fin de semana, una campaña de entrega de 10 mil bolos para igual número de niños, así como despensas y cobijas para los más vulnerables, según anunció la presidente honorífica del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (SMDIF), Simonita Ramos Leal.

El alcalde informó que además de este festival, cada año se organiza una venta especial de productos locales y artesanales en El Callejón del Artesano, ubicado entre las calles Morelos e Hidalgo, donde se les da la oportunidad a los productores locales de reactivar la actividad económica, además de que los paisanos adquieran y promuevan el consumo local.

También, destacó que para renovar el espíritu navideño y el ánimo festivo, se hizo el encendido del árbol gigante, además de la iluminación de la plaza y las calles céntricas, mientras que el Callejón del Artesano fue adornado con un túnel de luces, además de decoarar las fachadas.

De manera adicional, se abrió la convocatoria de participación a algunas secundarias y de preparatoria para involucrar a niños y jóvenes en la iluminación de las calles, y gracias a ellos se pueden observar piñatas, monos de nieve, pasacalles y otras figuras que ellos diseñaron.

El presidente municipal informó que del 6 al 13 de diciembre se realizará este festival cultural, que comenzó con la coronación de Esther y Rubén como reyes de la tercera edad, y de su princesa Ofelia.

“No se hizo como debiera, pero hemos tratado de no perder la línea y abonar a la normalidad de Valparaíso en la medida de lo posible”, toda vez que, añadió, después de la cabeza humana dejada en las principales calles de la cabecera, ahora está tranquilo y tratarán de aprovechar para no dejar pasar estos importantes festejos.


Los comentarios están cerrados.