REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Comisionados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) urgieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador enviar al Senado los nombres de las mujeres candidatas al Pleno del organismo para que sean ratificadas.

Desde 2020, tras la salida de Gabriel Contreras, el Pleno del regulador ha operado incompleto, y un año después terminó su periodo como comisionado Mario Fromow, por lo que hay dos lugares que deben ser ocupados por expertas en telecomunicaciones.

Desde el último día de febrero de 2022, con la próxima salida del comisionado Adolfo Cuevas, le faltarán tres de los siete comisionados que deben integrarlo.

«En el diálogo más reciente que tuvimos con el Presidente le mencionamos que incluso habría complicaciones legales con un Pleno de menos de cinco comisionados, dado que hay decisiones en la Ley de Competencia y en la Ley de Telecomunicaciones que deben de ser tomadas por cinco.

«Se lo hicimos saber al Presidente y le pedimos apoyo para tener un Pleno completo», dijo Cuevas, quien actualmente es presidente interino del Pleno, en un encuentro con medios el viernes pasado.

El procedimiento para nombrar a las comisionadas restantes señala que el Comité de Evaluación, integrado por el Banco de México (Banxico) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), debe realizar un examen y proponer entre tres y cinco personas con las calificaciones más altas al Presidente, quien debe enviar uno de esos nombres al Senado.

La persona seleccionada comparece ante el Senado y posteriormente se le ratifica o se le descarta como comisionada. En caso de ser descartada, el Presidente debe enviar un nuevo nombre al Senado de la lista que mandó el Comité.

«Ya hemos tenido casos en donde, a pesar de que somos cinco, si no hay votos a favor de cinco comisionados, no se puede aprobar aunque haya una mayoría. Son cuestiones principalmente contempladas en la Ley de Competencia», alertó Sóstenes Díaz, comisionado del regulador.

Aunque son decisiones mínimas, son importantes, como fusiones, temas de poder sustancial de mercado o nombramientos de la autoridad investigadora, agregó Arturo Robles, comisionado del Instituto.

«Para modificar el propio estatuto orgánico del regulador necesitamos cinco votos, no estaríamos en esas condiciones. Podríamos modificar el estatuto orgánico para que se requieran cuatro y no cinco, pero no podemos cambiar la Ley de Competencia», mencionó Robles.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) se encuentra en la misma situación que el IFT y actualmente tiene un Pleno con sólo cuatro de siete integrantes.

Recientemente, la Cofece tramitó la controversia constitucional 207/2021, donde reclama la omisión del Ejecutivo federal de seleccionar de entre los aspirantes que obtuvieron las calificaciones aprobatorias más altas en la Convocatoria 2020 y en la Convocatoria 2021.

Ailyn Rios Martínez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.