CLAUDIO MONTES DE OCA / NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la diócesis de Zacatecas, afirmó que la aprobación del matrimonio igualitario “da tristeza y es una señal de que Dios estorba y que nosotros somos los dioses ahora y queremos crear a voluntad”.

Durante la misa de este miércoles, transmitida a través de redes sociales, monseñor afirmó que se viven momentos muy complejos en los que el hombre quiere convertirse en creador.

“Da tristeza lo que pasó ayer en la legislatura, la aprobación, así entre varias comillas, del matrimonio igualitario”.

Declaró que “el plan de dios es el matrimonio hombre – mujer, y ahora quieren redefinir legalmente; no es así, que es entre dos personas sin distinguir el sexo”.

El religioso aseguró que “esto va a traer consecuencias en la vida social, no podemos pretender sanear el tejido social cuando negamos el valor fundamental de la vida, todo está en juego, por eso da tristeza ver como jugamos a ser dioses”.

“Las consecuencias se verán, yo veo, la violencia es una consecuencia de todo esto, la violencia que estamos viviendo de muchas formas porque se acabaron los valores; no importa lo que hemos visto últimamente, los asesinatos, no solamente son asesinatos, es perversión lo que está pasando, ojalá en este adviento el señor sea nuestro señor y nosotros aceptemos como criaturas que buscan, sí libres, pero que buscan la verdad, no ‘mí verdad’”, sentenció.


Nuestros lectores comentan

  1. Él sr. Obispo, tiene razón al considerar, que tal aprobación sólo se pensó en el bienestar propio y no pensamos que consecuencias puedan sobrevenir.