EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mantuvo la tasa de interés en el rango objetivo de 0.0 a 0.25 por ciento, pero aceleró el retiro de estímulos monetarios a 30 mil millones de dólares, desde los 15 mil millones actuales, y además prevé tres incrementos en la tasa de interés de referencia en 2022.

El banco central también ajustó sus pronósticos económicos, en los que espera un menor crecimiento para este año y un mayor incremento en los precios al consumidor para 2021 y 2022.

El banco central planea que el programa de compra de activos sea eliminado a inicios del siguiente año, y ya no en la segunda mitad de 2022, como se esperaba.

“Estamos eliminando gradualmente nuestras compras más rápidamente porque con las elevadas presiones inflacionarias y un mercado laboral que se fortalece rápidamente, la economía ya no necesita mayores cantidades de apoyo”, dijo en conferencia de prensa Jerome Powell, presidente de la Fed.

Advirtió que la inflación está muy por encima de la meta de 2 por ciento y probablemente continuará elevada hasta muy entrado el próximo año.

“Si bien los impulsores de una mayor inflación se han relacionado predominantemente con las disrupciones causadas por la pandemia, los aumentos de precios ahora se han extendido a una gama más amplia de bienes y servicios”, dijo el funcionario.

El banco central elevó de 4.2 a 5.3 por ciento el pronóstico de inflación para este año, y de 2.2 a 2.6 por ciento para 2022. Además, recortó el estimado del PIB de este año, a 5.5 desde el 5.9 por ciento previo.

El dot plot, gráfico de puntos, que refleja la estimación de los miembros de la Fed sobre la tasa de interés, anticipa que la tasa de los Fondos Federales subirá tres veces en 2022, y la media se ubicó en 0.875 por ciento, que implica tres aumentos de 25 puntos.

Impactos en México

Los analistas señalaron que las nuevas perspectivas planteadas por la Fed podrían impactar en la economía mexicana. Jacobo Rodríguez, director de análisis económico de BW Capital, estimó que el nuevo escenario fortalecería al dólar el próximo año, lo que depreciaría al peso mexicano.

“Para el siguiente año se plantea un escenario en el que las tasas de interés de mercado aumenten y se vea cierta debilidad en el peso mexicano. El aumento de las tasas pudiera impactar de manera negativa al desempeño de la economía mexicana por menor disposición al consumo y a la inversión. Todavía con bajas probabilidades, pero el fantasma de la estanflación aún se mantiene”, expresó.

Alain Jaimes, analista económico de Signum Research, dijo que este escenario pondría presión para Banxico, adicional a la de la inflación, para seguir endureciendo su política monetaria. Añadió que el recorte del PIB en EU también podría acarrear menos dinamismo para México.

Peso se recupera

El peso se apreció ayer tras el anuncio de la Fed. Finalizó la jornada con una recuperación de 0.75 por ciento, a 21.1056 unidades, según datos de Banco de México (Banxico).

“La apreciación del peso se concentró en las horas posteriores al anuncio de política monetaria de la Reserva Federal, el cual estuvo en línea con las expectativas del mercado, pues se anticipaba un lenguaje menos flexible, esto permitió que se redujera la incertidumbre en los mercados financieros globales”, indicó Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

En tanto, el Dow Jones repuntó 1.08 por ciento, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq subieron 1.63 y 2.15 por ciento, respectivamente. Por el contrario, en México, el índice bursátil de referencia, el IPC, retrocedió 0.15 por ciento, y el FTSE BIVA perdió 0.14 por ciento.


Los comentarios están cerrados.