REFORMA
REFORMA

Alfonso Mejía Silva, quien personificó al pequeño Pedro en Los Olvidados, de Luis Buñuel, falleció ayer por causas naturales en Chihuahua.

Su hijo menor, Alfonso Mejía Zueck, confirmó el deceso del actor retirado y a quien le sobreviven su viuda, Carmelita, de 80 años; sus hijas, Carlota y Victoria, y ocho nietos.

«Murió hoy (ayer) a medio día, en su casa, al lado de mi mamá. Mi papá tenía 87 años casi recién cumplidos, apenas le celebramos su cumpleaños», indicó Mejía Zueck.

Alfonso, quien tuvo su época de gloria en el cine nacional entre los años 50 y 70, nació el 16 de noviembre de 1934 en la CDMX y tras casarse con una fan, Carmelita Zueck, se fue a radicar a la capital chihuahuense, en donde formó una familia.

Su interpretación en el clásico de Buñuel recibió un Ariel por Mejor Actuación Infantil, y en 1954 y 1956 fue nuevamente candidato por su trabajo en Padre Nuestro y El Túnel 6, respectivamente.

Alfonso comentó que su padre enfermó de gravedad en mayo pasado, pero se recuperó y hasta la semana pasada tenía el mejor semblante. En sus últimas décadas de vida disfrutó de viajar en auto por el sur de EU y convivir con sus amigos.

Juan Carlos García
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.