DE MALAS

Nuevo año, reinician cuentas, y las de Zacatecas no van bien. El estado terminó 2021 con mil 618 víctimas de homicidio doloso y sí, se quedaron cortos los otros datos que le calcularon al presidente López Obrador cuando visitó el estado

Hace más de un mes de la visita del primer mandatario y los 30 días que se dieron para ver cómo nos iba con el Plan Zacatecas 2. Y pues ya ven. El estado no baja de las notas nacionales por ser uno de los donde más arrecia la violencia, con Fresnillo como protagonista. Para mal de todos los involucrados.

Lo malo es que acá no hay borrón y cuenta nueva, si de eso sabe precisamente la Cuarta Transformación. En el inicio de 2022, sigue el muertómetro y ya se pintó de rojo. Será por eso que ya mejor ni moverle y hasta ahí llegaron los informes de seguridad.

 

SUFRIDO

El que ya no encuentra la puerta es el secretario de finas transas, bueno, Finanzas, Ricardo Olivares, ya que hay muchas voces que, lo mismo le dan instrucciones que le regañan.

Con muchos trabajos consiguió aquellos 170 millones de pesos (que le vendieron a los zacatecanos como 200) vía un paisano en Hacienda, pero cuando notificó en Zacatecas así le fue, porque querían nomás 800 millones. “No los hubieras aceptado”, le dijeron.

En otra más del sufrido Olivares, ya había abierto la puerta para que lo recibieran en la Comisión de Presupuesto de la Cámara Baja, pero luego sólo se limitó a decir que no lo dejaron. Y, como a río revuelto, ganancia de pescadores, pues la que capitalizó fue la lideresa del sindicato de Salud, Norma Castorena, quien sí logró apoyos.

En la comisión lamentaron que los dueños de la nueva gobernanza no estén en lo que estamos. A ver si la comisionada Norma Julieta del Río no le dice: quítate que ahí te voy.

 

NUEVOS AIRES

Sin duda, ahora que regrese la mayoría de diputados de sus muy merecidas vacaciones (¡no se rían!) habrá una profunda reconfiguración de fuerzas. Sí, a unos meses de haber asumido o sumido el cargo se han dejado ver posturas irreconciliables.

Y aunque la lógica lleve a pensar que las vencidas serán entre técnicos y rudos, esto es, oficialistas contra plurales, ¡no!, es entre los que dicen defender y representar a la nueva gobernanza. De ahí que la coordinadora del grupo parlamentario de Morena, Imelda Mauricio, ya no sabe para dónde hacerse.

Se ha hecho más que evidente la división, malestar, encono entre el grupo de Morena que ha jalado Ernesto González. Y no hay quién ponga orden.

Llamó la atención que, luego de la última sesión de 2021, el guinda se pasó más de una hora en el cubículo del priista Manuel Gallardo; no se supo si para jalar o darle paso al PRIMor. ¿Será que no sólo hubo intercambio de regalos?

 

DESPÍSTENLE

A lo que se vio, de los pocos zacatecanos que no sufrieron el fin de año por falta de poder adquisitivo, fueron algunos legisladores, situación que quedó en evidencia cuando, en plena sesión, se le cayó de su abrigo un gran fajo de billetes al petista Xerardo Ramírez.

Algunos pensaron que había echado bolo por navidad, pero ante su exclamación de “en la madre”, pues presurosos corrieron a taparlo el verde Humberto de la Torre y la también petista Ana Luisa del Muro, o sea, le hicieron “casita”.

Igual no fuera siendo que los demás diputados se hubiesen aventado como cuando se rompe la piñata. Hubo molestia de quienes se percataron, ya que argumentaron que “de por sí se habla de maiceo y este tipo tirando un dineral”.

Y, bueno, quienes conocen a Xerardo saben que sus porras desde tribuna no han sido, ni son, ni serán gratuitas.

 

YA LO PASADO

Otro que sin pena muestra lo poco que le preocupa que piensen los demás, sobre todo en la nueva gobernanza, es Benjamín Medrano. El ex coordinador de la Fenaza lució en sus redes sociales su nuevo viaje, ahora por Turquía, Egipto y hasta los Emiratos Árabes Unidos, después de aquella gira internacional que se aventó y en la que coincidió precisamente con el ahora petista Xerardo Ramírez.

Y una como de estas vacaciones fue precisamente la que presumió justo después de la feria de la tragedia, para corajes del antes diputado Omar Carrera, por ahora ocupado en juntar firmas para la revocación de mandato. Mientras, en Zacatecas, ni aclaraciones de qué pasó con los informes de la ASE, ni dinero recuperado ni Ricky Martín postpandemia.

Con esas muestras, dicen hasta en el mismo PRI, cómo no quieren que en la 4T región Zacatecas no tenga material para exhibir.

 

 


Los comentarios están cerrados.