REFORMA
REFORMA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se analizan propuestas de empresas para cambiar el avión presidencial por helicópteros para combatir incendios debido a que no se ha podido vender.

Asimismo, comentó que también se podría entregar a la empresa de Sedena que va a manejar el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles para que lo rente.

«No se ha podido vender el avión porque está hecho a la medida de los clientes, de ese entonces, no es un avión estándar, sino es un avión arreglado para viajes de personalidades, ejecutivos, gente muy influyente, ese avión en situaciones normales puede transportar hasta a 240 pasajeros, hay un avión o dos con esas características en Aeroméxico que pueden volar a Europa, pero este avión solo tiene 80 espacios porque tiene oficina, más amplitud para todo, tiene una recámara, baño, entonces el volver a convertirlo ya se analizó y la empresa sostiene que sería muy difícil y costaría más, por eso ha llevado tiempo, estamos procurando que se venda», comentó en conferencia mañanera.

«Hay propuestas de empresas que quieren intercambiar unos helicópteros por el avión, e incluso son helicópteros que podían usarse para atender incendios forestales y estamos analizando esa posibilidad, siempre y cuando se acepte el precio de avalúo. Y la otra posibilidad es que se entregue a la empresa que va a manejar el nuevo aeropuerto, junto con el de Palenque, Chetumal y Tren Maya, que esa empresa pueda rentarlo, hay que hacer cuentas para que se pueda tomar está decisión, esto sería para viajes de la CDMX a Tulum, al nuevo aeropuerto, a Cancún, a Los Cabos, porque esa es la otra situación, el avión para utilizarlo de manera adecuada requiere volar en promedio cuatro o cinco horas».

El Mandatario aseguró que el mantenimiento del avión pese a estar parado es mucho menos que lo que se gastaría si lo usara.

«Aún teniendo el avión parado, esto para que la gente tenga toda la información, y dándole mantenimiento, que no se deteriore, porque además se cuida, de vez en cuando se vuela conforme a las normas de mantenimiento, los costos de mantenimiento son muchísimo menos que lo que gastaríamos si yo usará el avión o cualquier funcionario», afirmó.

«Yo los fines de semana con los ayudantes nos vamos en líneas comerciales, ¿cuánto nos podemos gastar?, ese avión nada más en el último viaje a Argentina, solo de servicio de internet son 7 millones de pesos, creo que eso es lo que me gasto en un año en mis boletos y los que me acompañan, aún teniéndolo parado ahorramos y sí vamos a buscar la forma de que vuele, ya sea vendiéndolo, intercambiándolo por helicópteros o entregarlo a esta empresa de la Sedena».

Antonio Baranda
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.