EL FINANCIERO
EL FINANCIERO

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está al 35 por ciento de ocupación hospitalaria en camas COVID-19, pese al alza de contagios y la presencia de la variante ómicron, y se prevé que las hospitalizaciones sean incluso menores que en la tercera ola, estimó Zoé Robledo, director general del instituto, en entrevista con medios de comunicación en Palacio Nacional.

“No tenemos hoy una situación de incremento en la hospitalización ni tampoco de incremento en las terapias intensivas. Para ponerles un ejemplo: en la tercera ola, ya en la suma, se llegaron a detectar 750 mil personas con COVID sólo por el Seguro Social, pero sólo tenemos 72 mil hospitalizaciones; es decir, más o menos el 10 por ciento.

“En este caso creemos que la relación va a ser todavía menor; es decir, que va a haber todavía menos personas entre las que se contagian y las que requieren de atención hospitalaria”, confió.

Al ser cuestionado por casos de ómicron detectados en el instituto, aseguró que no se tiene la categorización.

“Siempre en enero se incrementan, lo vimos el año pasado, porque la gente regresa de vacaciones y tiene algún síntoma que puede ser parecido a COVID, pero no podemos identificar cuántas de esas consultas o cuántas de estas detecciones de COVID son ómicron. Las pruebas identifican COVID y nada más”, puntualizó.

El funcionario indicó que no se prevé suspender los servicios ordinarios, como consultas, operaciones y estudios de detección, pero se están separando las áreas de atención COVID de las áreas de medicina familiar.


Los comentarios están cerrados.