DE INICIOS

Para Zacatecas no hubo oro, incienso ni mirra, sino horror este Día de Reyes. Amanecía y la zozobra abrazaba por la camioneta que fue dejada con 10 cuerpos en la Plaza de Armas, enfrente del Palacio de Gobierno. El impacto volvió a llevar al estado al plano nacional e internacional. Y avanza la cuenta roja de 2022.

¡Ya basta!, claman los zacatecanos ante el terror por la violencia. Mientras, allá en la capital del país, el presidente López Obrador ponía al estado como ejemplo de que las estrategias de seguridad con la 4T avanzan. Mal día para las malas coincidencias.

Vaya bienvenida para el nuevo coordinador de la Guardia Nacional, José Silvestre Urzúa, recién llegado el martes a la tierra donde esta corporación es una de las principales esperanzas para el Plan Zacatecas 2. Por cierto, que vienen más refuerzos, ahora para investigación.

 

PARA AYUDAS

La que reapareció en modo “no me ayudes, comadre”, fue la senadora Soledad Luévano, a quien ahora se le dio por lanzarse contra el fiscal del estado, Francisco Murillo. La de Morena se puso a la de contar las horas del trabajo de la FGJE, para la que no se asomó cuando en la Legislatura del Estado se anunció el sablazo de 41 millones de pesos menos para este año. Y así la inicia la procuración de justicia en 2022.

Pero no quedó ahí, porque Luévano Cantú también opinó que los terribles hechos ocurridos en la Plaza de Armas, en la capital del estado, “son un mensaje cruel para todos”. Pero del desafío para el gobierno del estado no habló. Habría que preguntarle a la legisladora guinda que, si esto fue un “mensaje” en el que ella incluyó a la nueva gobernanza, ¿qué se le quiso decir?

 

COLABORADORES

Se agradece la disposición, altruismo, empatía y solidaridad de algunos diputados de la sexagésima cuarta Legislatura, al ofrecer su “apoyo y colaboración con el Ejecutivo para crear políticas públicas en materia de seguridad”, pero ¿no sería mejor que se pusieran a trabajarlas?

Si quieren ayudar, que lo hagan desde su trinchera y que varios se dejen de grillas estériles. Ésta va para los que representan la mayoría de Morena. Y que no se hagan que la virgen les habla porque están más ocupados y preocupados por quitar funcionarios de la Legislatura para poner a los de su contentillo.

La gente espera que haya acuerdos de altura y que cumplan su función toral de hacer leyes o, en su caso, endurecer las ya existentes, en aras de atajar la violencia, desde el Poder que representan, (o dicen representar). Se pelean por minucias que sólo a ellos interesan sin importarles el padecimiento ciudadano. No es ofrecer, servilmente, colaboración. ¡Es cuanto!

 

OLA TRAS OLA

Como si no faltaran problemas en la entidad, se recrudece la pandemia. Las cifras de contagios van en aumento, así como la falta de decisiones gubernamentales de secretarios ausentes. Estamos expuestos y, otra vez, no estamos preparados al cien para enfrentar la contingencia.

Está tan presente que incluso se han desalojado instancias por el contagio del personal, situación que no se dio cuando surgió el caos epidemiológico. De ahí que se considere que la cosa (aunque no el semáforo) pinta peor.

¿Las autoridades? Dormidas en sus laureles, sin ver que no ven. No miden que es un efecto dominó y, obvio, seguirá repercutiendo en la población vulnerable, pero aferrados que son no determinan ni ponen orden ni alto al riesgo, sobre todo en las escuelas.

Ya está aquí la ola y los responsables de Educación y Salud, Maribel Villalpando y Uswaldo Pinedo, sólo se hacen bolas y, sí, hacen olas.


Los comentarios están cerrados.