REFORMA
REFORMA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó a Embajadores y Cónsules de México a no pelearse con ningún país del mundo, en medio de críticas por el respaldo al Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua.

En el Patio Central de Palacio Nacional, el Primer Mandatario reconoció la labor del personal diplomático y planteó cinco puntos a seguir para la política exterior del País.

«Procurar no pelearnos con ningún Gobierno extranjero y mantener con todos los Gobierno extranjeros, y desde luego con sus pueblos, relaciones de amistad y respeto», indicó.

En otro punto, pidió fortalecer el T-MEC, del cual, dijo, ya se están viendo buenos resultados, pues la inversión extranjera a México está llegando.

También llamó a fortalecer América, con la aspiración de crear algo parecido a lo que fue la Comunidad Europea que luego evolucionó a la Unión Europea.

«Eso tenemos que impulsarlo para conseguir la integración de todos los países de América, de nuestro continente, aprovechar muchas ventajas comparativas que tenemos con otras regiones del mundo, recursos naturales, fuerza de trabajo, joven, creativa; cercanía entre nuestros países y muchas posibilidades para fortalecer nuestro mercado interno», señaló.

López Obrador aprovechó para arremeter contra políticas de bloqueo contra otros países, sin hacer mención específica al bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba.

«Todo esto tiene que ir acomodado de una nueva política en toda América, nada de intervencionismos, ni de esas medidas medievales de castigo o bloqueos a pueblos que no se someten a hegemonías», lanzó.

«Tenemos que llegar a un acuerdo para respetarnos, complementarnos y fortalecer a América frente al avance de otras regiones del mundo».

En el mensaje transmitido a distancia, hizo un llamado a que los consulados y embajadas protejan a los mexicanos que sufren maltratos y discriminación en otros países, y destacó que los mexicanos que radican en Estados Unidos han enviado más de 50 mil millones de dólares en remesas a México.

«Es la principal fuente de ingresos de nuestro País y no olvidemos que eso llega abajo -a la gente más necesitada- a 10 millones de familias», indicó.

Antonio Baranda
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.