“FUERA, FUERA”

Corren los meses y de transformación no ha habido más que pura cuarta al Issstezac. En una reñida competencia entre los titulares de las dependencias estatales, otro del que ya piden cuello es el director del instituto, Ignacio Sánchez.

Más se tardó en ser nombrado que en que pidieran su destitución. La demanda la encabeza ahora el secretario del SNTE 58, Óscar Castruita, quien pasó de candidato a decepcionado de la 4T, región Zacatecas.

El sindicato ya desplegó un operativo para recabar las firmas de miles de afectados por la suspensión de pensiones y aguinaldo que, pese amparo tras amparo, el Issstezac se niega a pagar. No hay, no hay, dice el clásico, pero lo que no hay hasta el momento es ni pago ni reforma ni fuera corrupción.

Tampoco hay interés, con todo y quejas convertidas en procedimientos judiciales, de que se instale la Junta Directiva, presidida por la secretaria Verónica Ivette Hernández. ¿Y quién paga los platos rotos?

 

REFUERZOS

A la secretaria de Educación, Maribel Villalpando, se le adelantó el rector Rubén Ibarra. Sin presenciales en la UAZ, pero listos para volverse a formar, el universitario anunció desde el lunes por la noche el inicio de la vacunación para docentes y trabajadores administrativos, mientras que la titular de la SEZ se quedó a la espera de “órdenes superiores”. ¡Avísenles!

El despliegue para la aplicación de refuerzo al magisterio urge a los gobiernos federal y estatal, ante la catástrofe económica que advierten los que saben por el rebrote de la COVID-19. Y es que, contrario a los deseos del contagiado presidente López Obrador y para sorpresa hasta de los más venenosos, el gobernador David Monreal optó por los cierres de las escuelas.

Una vez revacunados los trabajadores del sector educativo, la orden es: todos de vuelta a las aulas. Mientras que en la máxima casa de estudios, chance y regresen… allá por la quinta dosis.

 

NI LA VUELTA

Llegaron para volverse a ir. Sí, los diputados de la Legislatura, enfundados en Comisión Permanente, sólo sesionaron para anunciar que lo dejarán de hacer hasta nuevo aviso. Ya ni el show que armaron en la sede legislativa.

Lo que se notó fue un presidente Jehú Salas muy nervioso, y eso que el priista sólo tuvo que leer la iniciativa para suspender. El ex secretario de Gobierno de Tello no deja de ser un novato en la política. En sus nervios, llamó presidenta a la petista Ana Luisa del Muro, cuando el que dirige, se supone, es él.

Sólo fueron ocho puntos del orden del día y aún así hubo quienes faltaron a la sesión, como la morenista Analí Infante, aunque coinciden las víboras parlamentarias que ni bulto hace.

Lo dicho: siempre habrá pretexto para quien no quiere trabajar, pero sí cobrar. En 20 minutos, los diputados se sacudieron responsabilidades y a la Comisión lo de Permanente le quedó de apodo. Es cuento, bueno, es cuanto.

 

MAL PANORAMA

No son nada halagadoras las proyecciones de la pandemia, ya que dicen los que sí son expertos que la mitad de la población podría infectarse de Ómicron en las próximas semanas. De ese tamaño es el reto para las autoridades. El contagio está de película: rápido y furioso, aunque la Secretaría de Salud de Zacatecas no ha informado siquiera si la variante ya está en el estado.

Lo malo es que aunque el sector salud venía con todo y la llamada herencia maldita, por lo que se ve que estamos como al principio. Y como los jefes en la nueva gobernanza están más ocupados por sus grillas internas, ni pensar en salidas ahora que nos llegan los casos al cuello.

Con el caso del ISSSTE, colapsado por contagios, y la patada que les dieron cuando la Federación y el estado creían que ya la habían librado, los de mayor preocupación son los trabajadores de salud. Ahora sí que quién podrá salvarnos.

 


Deja un comentario