AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

El sector agropecuario nacional aboga por la inclusión laboral de jóvenes desde los 16 años en las actividades del campo para fomentar el relevo generacional y proporcionar mejores condiciones de vida en el entorno rural.

Actualmente, la Ley Federal del Trabajo (LFT), en el artículo 175, prohíbe el trabajo a menores de 18 años en labores peligrosas o insalubres y en el artículo complementario 176 considera como tal a las actividades agrícolas.

Sin embargo, desde el Legislativo se retomó una iniciativa propuesta en 2017, encabezada por la Senadora morenista Nancy Guadalupe Sánchez, para modificar esa prohibición, pues no todas las actividades agrícolas representan un riesgo para la seguridad o salud, cuya minuta está en las Comisiones de Trabajo y la de Estudios Legislativos a espera de resolución para el mes de febrero.

«Pese a esta prohibición, establecida en la LFT, se estima que en México un 31.6 por ciento de quienes trabajan en actividades agrícolas, ganaderas, forestales, caza y pesca siguen siendo menores de edad», expuso, la legisladora en el marco del Foro Virtual: Oportunidades Laborales para Jóvenes en el Sector Agropecuario.

Señaló que las causas de este fenómeno se relacionan en particular con la pobreza y la desigualdad social que, en las zonas rurales, hace indispensable el trabajo de los menores para el ingreso de miles de familias, situación que se ha acentuado con los años, lo cual justifica la necesidad del ajuste regulatorio.

De acuerdo con su compañero de bancada, el Senador Ricardo Monreal, abrir oportunidades para los jóvenes en el campo nacional es indispensable para el relevo generacional en un contexto en que el 46 por ciento de los trabajadores del sector son mayores de 60 años y la falta de mano de obra es pronunciada.

Hoy en día, jóvenes de 16 años viven en condiciones que les orillan a buscar la manera de aportar sustento o ya enfrentan la paternidad, lo cual agrava la precariedad laboral que padecen, y ante la falta de oportunidades, optan por migrar hacia los Estados Unidos, integrarse en actividades menos redituables o, en el peor escenario, se involucran con el crimen organizado.

El Consejo Nacional Agropecuario (CNA) apuntó que el objetivo es dar oportunidad a los jóvenes para laborar en actividades que no impliquen riesgo, la mayoría manuales o con herramientas sencillas, como la cosecha, empaque, entre otras, así como establecer las condiciones laborales adecuadas y generar salarios bien remunerados.

Legisladores, sector privado y organizaciones no gubernamentales coincidieron en que se debe erradicar el trabajo infantil, explotación y abuso, así como garantizar que la inclusión laboral de jóvenes de 16 a 18 años se dé bajo las condiciones adecuadas de seguridad y cuidado, que se les facilite continuar y terminar sus estudios, y tengan acceso a derechos y beneficios de la actividad para que puedan proveer a sus familias.


Los comentarios están cerrados.