STAFF/NTRZACATECAS.COM
STAFF/NTRZACATECAS.COM

El Gobernador David Monreal Ávila reiteró su voluntad para que las instituciones de salud dispongan de los recursos necesarios para atender la pandemia por Covid-19, lo que permitió aumentar la capacidad hospitalaria instalada en Zacatecas con la reconversión a camas en cerca del 31 por ciento.

Entre los hospitales de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ) y de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) había una capacidad de camas Covid de 199. Actualmente, hay 260, luego de que se reconvirtieron 19 en el IMSS, 15 en el ISSSTE y 27 en la SSZ.

Lo anterior, permite hacer frente a la atención a las y los zacatecanos que han contraído el virus SarsCoV2 en los últimos días.

“Se ha hecho un gran esfuerzo entre las instituciones de salud, en reconversión de camas Covid, para que nadie se quede sin atención”, afirmó el Gobernador Monreal Ávila.

En este sentido, reconoció el trabajo que realiza el personal de la SSZ, bajo la conducción del titular Oswaldo Pinedo Barrios, así como de Saandra Durán Vázquez, delegada del IMSS en el estado y coordinadora de las Brigadas Correcaminos, para hacer posible esta colaboración interinstitucional a favor del pueblo de Zacatecas.

Destacó además la conjunción de dicha estrategia con el reforzamiento de la vacunación entre adultos mayores de 60 años, docentes y jóvenes menores de 17 años, por lo que reconoció a las Brigadas Correcaminos, conformadas por personal médico, Servidores de la Nación, Ejército Mexicano y Guardia Nacional, así como a la Delegada de Programas para el Desarrollo, Verónica Díaz Robles, por los esfuerzos para llevar la vacuna a todo el territorio estatal.

Por ello, reiteró el llamado a la población que por algún motivo no se ha vacunado a que acuda a recibir el biológico cuando se habiliten nuevas fechas para este fin, porque es lo que determina que un enfermo de Covid-19 se recupere más rápido y evite la hospitalización y el agravamiento de su condición.

Por otra parte, el IMSS tiene condiciones de reconvertir el cuarto piso del Hospital General, que actualmente está ocupado por medicina interna, como una alternativa más para brindar atención a las y los zacatecanos, en caso necesario.

La ocupación general de camas, hasta el pasado 18 de enero, era del 57 por ciento y la disponibilidad de 43 por ciento.

Del 4 al 19 de este mes, la ocupación en el centro de atención de Fresnillo es de 32 por ciento; en la UNEME Covid, de 61 por ciento; en el ISSSTE, 62 por ciento; en el centro de atención de Zacatecas, 76 por ciento y en el Hospital General Zacatecas, 81 por ciento.

En tanto, en la entidad, la ocupación de camas con ventilador se encuentra en el 28.6 por ciento. El centro de atención de Fresnillo tiene 12 de estas camas ocupadas; el ISSSTE, 20; el Hospital General Zacatecas, 22; el centro de atención de Zacatecas, 45 y la UNEME Covid, 50 (este último tiene el 60 por ciento de ocupación).

Sin embargo, de acuerdo a los datos de la SSZ, la demanda de pruebas en los módulos de atención ha ido a la baja en los últimos seis días; el pasado 18 y 19 de enero, esta disminución se ha visto disminuida hasta en 70 por ciento en los módulos de Fresnillo y Ciudad Gobierno.

Dicha situación, aunada a que se observan tiempos de recuperación más rápidos entre los pacientes, que presentan menos signos de alarma, que la población, en general, está más preparada para buscar atención cuando se presentan, que hay menos personas intubadas que en etapas anteriores de la pandemia y menos hospitalizados, da señales alentadoras de la evolución de esta cuarta ola.

Por ello, el llamado a la población continúa siendo para que nadie baje la guardia y mantenga las medidas de prevención ya conocidas, tanto en el ámbito familiar, como en el laboral, y se extremen en comercios, servicios turísticos, etc.

Las autoridades de salud recordaron que una persona sospechosa de haber contraído Covid-19 es quien en los últimos 10 días tiene tos, dificultad para respirar, dolor de cabeza y puede presentar alguno de los siguientes signos: dolor muscular, de articulaciones o de tórax, escurrimiento nasal, falta de olor o gusto y conjuntivitis.

Aunque recordaron la recomendación de esperar, mínimo, hasta el tercer día de tener síntomas para realizarse la prueba y evitar falsos positivos y saturación de los servicios.

Fotos Cortesía


Los comentarios están cerrados.