CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

GENARO CODINA. Con entrega de instalaciones, material contra incendios y un vehículo para la atención de emergencias, el presidente municipal Mario Reyes estableció de manera formal la Dirección Municipal de Protección Civil (PC).

La corporación se conformó después de que el municipio sufriera, en septiembre, la trágica inundación con daños catastróficos, por lo que el objetivo será la atención de emergencias que pongan en peligro a la ciudadanía, inundaciones, mantener la vigilancia en presas y atender incendios, así como accidentes viales.

La integración de PC opera a partir de este fin de semana y estuvieron presentes para darle arranque el coordinador estatal, Jehú Márquez, así como la directora del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), Ana Elisa Ramos.

En entrevista, Mario Reyes resaltó que la Dirección de Protección Civil se pensó luego de la catástrofe, en la que se constató que en materia de prevención no había absolutamente nada, aunque sí personal adscrito a PC en nómica, pero que no operaba como tal.

Con el fin de evitar un desastre similar en lo futuro, informó que, prácticamente, para esta nueva figura municipal, se rescataron las instalaciones y vehículos para darles una utilidad que realmente traiga beneficio para el municipio.

Comentó que para crear esta nueva figura, se tomó la decisión de tener una corporación estable y confiable luego de la inundación ocurrida el 16 y 17 de septiembre y no haber ningún grupo de reacción para auxiliar a los damnificados.

“No había vigilancia de presas, ni un censo de bordos ni presas”, por lo que los ocho elementos con que comienza, se enfocarán en este tipo de acciones, de registro de lugares y condiciones, además de que ya está activo en esta temporada de incendios, de los que ya se registraron cuatro importantes en Genaro Codina y que “por fortuna se han podido mitigar”.

Detalló que las instalaciones de PC ocupan un inmueble que anteriormente fue el Centro de Salud, ubicado del otro lado del río, y que estaba en abandono, que se goteaba y estaba en peligro de derrumbe.

Para ello, dijo, se puso en marcha un plan de remodelación del edificio, se levantaron las bardas caídas, se dio pintura, limpieza y acondicionamiento, acorde a las necesidades de la corporación “y ahora ya está en uso”.

Asimismo, se emprendió el rescate de una patrulla de la Policía Municipal que estaba arrumbada y descompuesta, por lo que se le arregló el motor, se colocaron llantas nuevas y se acomodó acorde a los códigos de emergencia para que sea el vehículo de reacción de la nueva dependencia.

Igualmente, se reparó una pipa de agua que estaba en las mismas condiciones, “yonqueada, sin partes” y se arregló para que en ésta sea la distribución de agua en caso de requerirse, al igual que se le cambiaron las llantas, para dejarla en óptimas condiciones como vehículo de apoyo.

A la par de la entrega del edificio y las unidades, los elementos recibieron picos, palas, cuchillas, mochilas portátiles contra incendios y apaga fuegos, y el coordinador de PC estatal les regaló a los elementos, trajes especiales de bombero.

Respecto de la capacitación para los elementos, el alcalde informó que en octubre acudieron durante un mes, cinco de los ocho elementos, para recibir conocimientos en el tema de incendios y de primeros auxilios. El director de Seguridad será también el coordinador de PC.

Además, con el fin de tener una persona experta en los primeros auxilios, el alcalde solicitó a Jehú Márquez la posibilidad de que le recomiende un paramédico profesional.


Los comentarios están cerrados.