CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. La colecta de recursos emprendida por los elementos de Protección Civil y Bomberos el fin de año, se complicó, ya que no pudieron recaudar ni 50 por ciento de lo que habitualmente juntan en esta campaña, reconoció Alejandro Salas, titular de la corporación.

Lo anterior, debido al cambio de gobiernos y la falta de comunicación entre los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), Guardia Nacional (GN) y la Federal División Caminos, lo que provocó que la campaña de boteo concluyera 15 días antes de lo proyectado.

Con esos inconvenientes, lo recaudado apenas alcanzó para que los ocho voluntarios recibieran un aguinaldo digno, con el fin de estimularlos a que tengan permanencia en la corporación, mucho más en esta temporada donde el trabajo se acumula, principalmente por los incendios.

Sin embargo, los elementos se quedaron en espera de adquirir material de trabajo que para ellos es primordial, como lámparas, guantes, goggles y mochilas de botiquín personalizadas, entre muchos otros instrumentos, además de uniformes.

Sin abundar más en el tema, el titular de PC comentó que para el próximo año o temporada invernal, lo que harán es preparar un documento de solicitud de apoyo dirigido a las instancias de seguridad, con el fin de que les permitan realizar el boteo en la Unirse o en puntos específicos y poder hacer una recaudación mayor.

Finalmente, dijo que ante la falta de recursos, dialogará con el presidente municipal Mario Córdova y el secretario del ayuntamiento para acordar las acciones que les permitan cubrir sus necesidades “y que ellos nos digan qué hacer”.


Los comentarios están cerrados.