REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Un juez civil de la Ciudad de México ordenó frenar la venta de Banamex, anunciada la semana pasada por el grupo estadounidense Citigroup, al conceder medidas cautelares solicitadas en una demanda promovida en 2019 por la empresa de servicios petroleros Oceanografía.

Las medidas fueron dictadas este jueves por el Juez 71 de lo Civil, Mario Salgado Hernández, en el expediente 1234/2019, y si bien prohíben de manera contundente que se prosiga con la venta de Banamex, podrían no llegar a aplicarse.

Lo anterior, ya que el juez dio cinco días a Oceanografía para exhibir una garantía de 260 millones de dólares como condición para ejecutar las medidas, o de lo contrario las revocará de inmediato.

Oceanografía está en quiebra desde hace años, y es poco probable que cuente con esta cantidad, que equivale a unos 5 mil 330 millones de pesos.

Por lo pronto, las medidas cautelares que dictó el juez a Banamex son:

-Se abstenga de realizar la venta o transmisión de acciones, activos y demás bienes tangibles e intangibles, hasta en tanto no se resuelva en sentencia definitiva el juicio principal.

-En su caso, garantizar ante este Juzgado el pago de las cantidades demandadas a través de cualquier medio autorizado por la Ley, hasta por un monto de 5 mil 200 millones de dólares, o su equivalente en moneda nacional.

-Se abstenga de realizar acuerdos, asambleas o cualquier acto corporativo tendiente a aprobar el vender, donar, usufructuar o por cualquier medio afectar la cartera de clientes activos y pasivos; de bienes y servicios que menoscaben el valor de la institución y su salida del suelo mexicano.

Los 5 mil 200 millones de dólares equivalen al monto de la demanda de Oceanografía, propiedad del empresario Amado Yáñez, que culpa a Banamex de desencadenar, con una denuncia de fraude en 2014, la intervención gubernamental que la llevó a la quiebra.

Salgado Hernández justificó que es un hecho notorio la intención de Citigroup de vender el banco, lo que podría imposibilitar la ejecución de una eventual sentencia favorable para Oceanografía, que también tiene una demanda contra Citigroup en Nueva York.

«Con el objeto de que se ejecuten las medidas cautelares que en este acto se decretan, se requiere a la promovente para que previamente garantice los posibles daños y perjuicios que pudieran ocasionarse a la codemandada Banamex, por lo que atendiendo a la información que obra en autos y la cantidad que señala el promovente, de manera discrecional se fija la cantidad de 260 millones de dólares, misma que deberá ser exhibida por el promovente en cualquiera de las formas autorizadas por la ley dentro del término de cinco días, apercibido que de no hacerlo, se revocarán de plano las presentes medidas cautelares», advirtió el juez.

«A partir de que la empresa fue asegurada, y hasta hoy -8 años después-, Banamex no ha logrado demostrar la deuda que reclamó inicialmente. El supuesto desvío de recursos denunciado por Banamex no ha sido soportado, al igual que el quebranto que acusa haber sufrido, mismo que registró en sus estados de resultados fiscales del ejercicio 2013», afirmó hoy Oceanografía en una nota informativa.

Cabe recordar que, en el concurso mercantil de Oceanografía, los tribunales solo reconocieron como deuda en favor de Banamex un monto de 112 millones de pesos, cuando el banco alegó que había perdido 6 mil 745 millones de pesos, en un esquema de créditos para financiar contratos de la naviera con Pemex.

Pero la denuncia del banco permitió al Gobierno intervenir a Oceanografía, que perdió su relación con Pemex y no logró un convenio con acreedores, por lo que fue declarada en quiebra en agosto de 2016.

 

Víctor Fuentes
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.