CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

ILLINOIS. La muerte de una niña, de apenas 8 años, causó indignación entre la comunidad de habla hispana radicada en Little Village, al ser la niña víctima de una bala perdida, tras registrarse una balacera.

La pequeña Melissa Ortega acudía a la Academia Emiliano Zapata, en esa ciudad donde radicaba con su mamá desde agosto, cuando ocurrió el hecho que le arrebató la vida.

Su madre y ella, originarias de Los Sauces, Tabasco, migraron en agosto pasado; estaban emocionadas de comenzar una nueva vida en Chicago y construir su propio sueño americano.

Este sábado, alrededor de las 14:45 horas, se registró una balacera en la calle, de la que resultó herido un hombre de 26 años y Melissa, por lo que fueron llevados a un hospital, pero la menor no sobrevivió.

De acuerdo con los reportes, en la balacera, aparentemente participaron sujetos por cuestiones de drogas.

De inmediato, la comunidad zacatecana radicada en Illinois, abrió un Go Found Me con el objetivo de recaudar dinero que permita a la pequeña ser repatriada a su natal Tabasco, para lo que esperan también la ayuda de las autoridades de Zacatecas.

Debido a la indignación que causó su muerte, este domingo, la comunidad citó a una reunión a las 15 horas en Pulaski y 26 Th para hablar sobre lo ocurrido.

“Necesitamos que todo el mundo esté con nosotros. Esta niña no merecía ser asesinada, por favor compartan con familiares y amigos”, expresaron en la página oficial de La Villita, Chicago.

En las redes sociales la gente se volcó en mensajes de apoyo para la familia, a la vez que recriminó el acto reprobable de que fue objeto la pequeña. “Espero que encuentren a los responsables lo más pronto posible. Ojalá que los mismos pandilleros no los protejan y entreguen a los cobardes responsables”.

Otras personas reprocharon que la niña haya perdido la vida por una bala perdida.

En la reunión informativa de la que no se dieron más detalles durante la tarde de este domingo, la gente exigía que en esa reunión estuviera el jefe de Policía, David Brown, a quien recriminaban “no hacer nada por solucionar el problema de los ‘gangueros’ y que ningún líder comunitario hiciera nada por parar la violencia de la pequeña ciudad asediada por el pandillerismo y la delincuencia.

“Otros solo están allí para recibir dinerito; a ver cómo se sienten ellos cuando les maten a un ser querido”, expresaban con la indignación de conocer la noticia.

Ante la emergencia y necesidad de la madre, de quien no se dijo su nombre, las personas de la comunidad abrieron una cuenta para recaudar recursos que permitan la repatriación del cuerpo a Los Sauces, donde sería sepultada. Al domingo por la tarde, la meta de reunir 20 mil dólares se rebasó por mucho.

Ante el hecho, se le preguntó al presidente municipal Gilberto Martínez si conocía si tenía conocimiento del caso y si se uniría a la causa de ayuda, pero dijo desconocer detalles


Nuestros lectores comentan

  1. Los pandilleros son una basura en este mundo solo están para destruir las vidas y asesinar jente inocentes ya sea aqui en este mundo tiene que ser castigados pero no lo olviden todo se paga y Dios será el que les dará su paga .
    Dios le de consuelo a esa pobre madre que perdió su hija que tristeza.

  2. Los pandilleros son una basura en este mundo solo están para destruir las vidas y asesinar jente inocentes ya sea aqui en este mundo tiene que ser castigados pero no lo olviden todo se paga y Dios será el que les dará su paga .
    Dios le de consuelo a esa pobre madre que perdió su hija que tristeza.