CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

GUADALUPE. Este martes arribó a la comunidad de Casa Blanca el cuerpo de Lauro Junior Ledezma, joven que fue asesinado el 29 de diciembre cuando salía a trabajar, en la ciudad de Oklahoma, donde vivía con sus familiares.

De acuerdo con su tío Artemio Ledezma, el cuerpo llegó por la tarde y a partir de ese momento y hasta este miércoles, fue velado para finalmente, y después de casi un mes, darle cristiana sepultura.

Lauro Junior falleció justo un mes antes de su cumpleaños número 20, que sería este 29 de enero.

Artemio Ledezma informó que su sobrino será sepultado en el panteón local, después de permanecer en la funeraria todo este tiempo, debido a que, al ser víctima de asesinato, son muchos los trámites que se tuvieron que realizar con la policía, con el fin de obtener finalmente el acta de defunción.

Al haberse declarado culpable el causante de la muerte del joven zacatecano, el caso ya fue cerrado y sólo falta esperar la sentencia condenatoria para el agresor.

Cabe mencionar que Lauro Junior fue asesinado por otro zacatecano, oriundo también de Guadalupe, de nombre Juan Odillio “N”.

De acuerdo con los hechos, Lauro Junior, de 19 años, había salido de su casa ese 29 de diciembre alrededor de las 15horas; se encontró con un amigo, que iba en una camioneta y se detuvo a platicar con él dentro del vehículo.

Se desconoce bien si el tercer sujeto, el asesino confeso, llegó después o junto con el dueño de la camioneta.

Lo que se sabe es que el agresor se colocó en la parte trasera de la unidad, justo detrás de Lauro; al comenzar una discusión y al calor del enojo, éste sacó una navaja que encajó a través del asiento de Lauro, provocándole lesiones certeras en el pulmón que le reventó, con lo que causó su muerte casi de manera inmediata. Según el peritaje, el muchacho recibió 38 puñaladas.

La familia logró el traslado del cuerpo de Junior por medio de la página Go found me y a través de las redes sociales, forma desde la que lograron reunir los 8 mil dólares que pedía la funeraria para repatriar el cuerpo del joven hasta Casa Blanca.


Los comentarios están cerrados.