Francisco Muro González
Francisco Muro González

Los ataques a la institucionalidad electoral atentan directamente contra el sistema democrático mexicano, ya que lo colocan en una situación de riesgo que debe ser atendida, advirtió el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Al encabezar la conferencia “Retos que enfrenta la autoridad electoral mexicana”, organizada por el Centro Internacional Woodrow Wilson, recordó que, aun cuando la democracia no se reduce sólo al tema electoral, es la base que permite su recreación.

“Es cierto, la democracia no se reduce sólo a los procesos electorales, pero depende de ellos para convertirse en una realidad. Los procesos electorales, decía Ortega y Gasset, son el pequeño expediente técnico en que se sostiene todo el edifico democrático y es por eso por lo que, si se ataca a las autoridades electorales, todo el sistema democrático está en peligro”, estableció Lorenzo Córdova.

Córdova sostuvo de manera reciente que el recorte presupuestal al INE, de cara a la organización del ejercicio de Revocación de Mandato, preocupa por el antecedente que puede suponer para futuros procesos electorales, por lo que destacó la importancia de que los recursos no se conviertan en un problema para la organización de las elecciones, sin que ello suponga que el INE solicite un flujo de dinero sin controles.

“Lo que nos preocupa es que esto se puede volver una práctica común en contra de la integridad del sistema electoral y de cara a las elecciones más grandes que México tendrá en 2024. Es un tema de sostenibilidad democrática y es lo que está en juego”.

Córdova Vianello afirmó que, a pesar de que las democracias enfrentan retos globales derivados de la creciente pobreza, la profundización de la desigualdad, la violencia y corrupción, así como la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia de Covid-19, “también existen cuatro desafíos que particularmente enfrentamos como país”.

En esos retos, abundó, se encuentran las acusaciones en contra de la autoridad electoral desde los circuitos gubernamentales; las amenazas y agresiones a funcionarios electorales, recortes presupuestales y una potencial reforma encaminada a elevar los controles gubernamentales.

Pese al escenario que prevalece, Córdova exaltó el amplio reconocimiento y confianza que hoy goza el INE entre la sociedad mexicana, al colocarse como la institución civil con mayor credibilidad del Estado mexicano.

La conferencia contó con los comentarios de Antonio Garrastazu, director regional para América Latina y el Caribe del Instituto Internacional Republicano, y de Deborah Ullmer, directora regional para América Latina y el Caribe del Instituto Nacional Demócrata, quienes coincidieron en la importancia que tiene el INE a nivel global como una de las instituciones de mayor innovación y prestigio.

El representante del Instituto Internacional Republicano recordó que, desde su creación, la autoridad electoral mexicana ha participado en al menos 93 misiones técnicas internacionales en 38 países donde se han organizado elecciones para intercambiar experiencias.

El INE está, pues, en pie y moviéndose con amplia soltura en el ámbito democrático de nuestro país.

 


Los comentarios están cerrados.