REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El parque eólico más grande de América Latina está en la mira de las autoridades regulatorias del País.

Un procedimiento para revocar el permiso de autoabastecimiento a la empresa Energía Eólica del Sur (EES), inaugurada en mayo de 2019 por la Secretaria de Energía Rocío Nahle, fue iniciado el pasado 17 de diciembre por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

La empresa dota de energía a filiales de Grupo Femsa como las tiendas Oxxo; a Servicios Refresqueros del Golfo y Bajío de Femsa; y también a Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma (hoy Heineken México).

Las empresas Oxxo Express y Refrescos Victoria del Centro, filiales de Femsa, ya promovieron amparos contra esta resolución, pero no han sido admitidos, debido a que un juez Especializados en Competencia Económica en la Ciudad de México, y Jueces en Materia Administrativa con sede en Monterrey, consideran que no les compete tramitarlos.

Energía Eólica del Sur opera desde el 31 de diciembre de 2018 una planta de 396 mega watts en El Espinal y Juchitán, Oaxaca, que requirió una inversión de 13 mil 249 millones de pesos.

De esa cantidad, Femsa aporto mil 728 millones de pesos; el Fondo Nacional de Infraestructura puso mil 152 millones, y el resto salió de créditos de Banobras y del gobierno de Dinamarca.

Considerado el parque eólico más grande de América Latina, con 132 aerogeneradores de la empresa Vestas, fue instalado en tierras privadas y comunales en Juchitán y El Espinal.

A la operación de la planta le precedieron reclamos de pueblos zapotecos que alegaron «consultas amañadas» a comunidades indígenas.

Energía Eólica del Sur opera desde diciembre de 2018 con un permiso de autoabastecimiento aunque la inauguración formal fue en mayo de 2019.

Desde marzo de 2021, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el director de la CFE, Manuel Bartlett, han atacado una y otra vez a Femsa y Oxxo, alegando supuestas irregularidades, subsidios y omisiones en sus pagos de energía.

La semana pasada, Oxxo respondió con un video en redes sociales, explicando que paga lo justo -incluida una parte a la CFE- y que usa energías limpias, mientras que el Presidente y directivos de CFE retaron a la empresa a un «debate técnico» en la conferencia mañanera.

En el amparo de Oxxo, el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa en Monterrey, negó el 18 de enero conceder una suspensión provisional para detener el procedimiento de revocación.


Los comentarios están cerrados.