REFORMA
REFORMA

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla informó que detuvo a dos mujeres por el caso de Tadeo, el bebé que fue hallado en un contenedor de basura en el penal de San Miguel.

En un comunicado, detalló que se trata de la responsable de introducir el cuerpo del recién nacido a ese centro penitenciario y una custodia que permitió la entrada.

Además, la dependencia señaló que cuentan con información para solicitar la aprehensión de dos reos más y un custodio, quienes también habrían participado en el delito.

«Las cinco personas presuntamente participaron en la introducción del cuerpo del menor de edad al reclusorio, Nadia Carolina ‘N’ lo habría llevado al centro penitenciario y se le ubica como visitante frecuente de Antonio; los custodios Jessica N y Gerardo N habrían colaborado con Nadia Carolina N», explicó en el comunicado.

«Presuntamente, Antonio ‘N’ es quien instruyó la introducción del cuerpo, lo recibió y lo ocultó, en tanto que Sergio ‘N’ lo habría depositado en el contenedor de basura».

Los reos enfrentarán en su contra un proceso legal por violar la Ley General de Salud, Infracciones a Leyes y Reglamentos sobre Inhumaciones y Exhumaciones, y Asociación Delictuosa.

Mientras que los custodios serán juzgados por Encubrimiento e Incumplimiento de un Deber Legal; por su parte, Carolina N habría violado también la Ley General de Salud, las Leyes y Reglamentos sobre Inhumaciones y Exhumaciones, además, fue acusada por Encubrimiento.

Pese a que se anunciaron las detenciones y vinculaciones, la FGE de Puebla no ha aclarado el motivo por el cual el cadáver de un menor de tres meses fue introducido en el penal de San Miguel, ubicado en la capital poblana, el pasado 12 de enero.

El cuerpo fue exhumado de manera ilícita de un cementerio de Iztapalapa, Ciudad de México, lugar donde fue enterrado Tadeo unos días antes tras morir por problemas de salud.

 

Nayra Rivera Vázquez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.