REFORMA
REFORMA

La iniciativa de Andrés Manuel López Obrador, de que México sea autosuficiente en gasolina y diésel, podría traer de vuelta, tan pronto como el próximo año, las importaciones de crudo que el Presidente criticó alguna vez, publicó la agencia especializada Bloomberg.

Pemex estima un déficit de suministro de petróleo de 47 mil barriles diarios en 2023 y de 97 mil en 2024, debido a la capacidad adicional de procesamiento de crudo en su planta de Cangrejera, según documentos de la compañía a los que tuvo acceso la agencia.

Este déficit, señaló, es a pesar de proyecciones de la petrolera de que la producción de petróleo aumentaría un 14 por ciento, a 2 millones de barriles diarios a partir de diciembre próximo.

Bloomberg señaló que López Obrador ha hecho de la independencia energética una pieza central de su agenda nacionalista.

Pero con la meta de la autosuficiencia en combustibles, y aun dejando de exportar crudo, Pemex tendrá que importar petróleo, por primera vez desde el 2018, cuando López Obrador criticó fuertemente la compra de crudo estadounidense bajo la administración de Enrique Peña Nieto.

Nymia Almeida, analista de Moody’s Investor Service, dijo que Pemex no tiene los volúmenes de petróleo necesarios para satisfacer el consumo de combustible que requiere el País.

En 2021, Pemex importó alrededor de 60 por ciento de la gasolina que vendió en México.

Sergio Ángeles
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.