FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM
FERNANDO QUIJAS / NTRZACATECAS.COM

La medida anunciada por el gobernador David Monreal Ávila de desviar recursos dirigidos a rubros como Salud, Obra Pública y Campo para resolver el pago de los salarios al magisterio estatal ha provocado reacciones encontradas entre representantes de los sectores que se verán afectados.

Mientras algunos ven esta medida con profunda preocupación, otros con optimismo y confianza de que los recursos regresen a su cauce original en cuanto se solucione el problema del magisterio, y unos más incluso hasta con humor y burla, ya que del presupuesto que le corresponde a su rubro ellos tampoco han visto nada.

Déficit en salud

Jesús Fernández Candelas, presidente del Colegio de Médicos de Zacatecas (CMZ), señaló que el presupuesto para salud en el estado viene arrastrando un déficit en el suministro para hospitales y su mantenimiento, además de la falta de medicamento.

“Si había una leve esperanza de que pudiera paliarse o mejorar un poquito el abastecimiento, pues se va a ver comprometido. Porque si van a tomar algo, no sería de los salarios… Yo creo que lo van a tomar básicamente de la compra de medicamentos. No hay otra forma de agarrar recursos de salud, salvo para la compra de medicamentos, insisto”, advirtió Fernández Candelas.

Medida provisional: CMIC

Por su parte, Jorge Alberto de la Peña Díaz, quien recientemente fue designado como titular de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Zacatecas, confió que la reorientación del recurso destinado a obra pública para el magisterio sea solamente una medida “de emergencia; el dinero ese se va a tener que regresar cuando se solucione”.

“Lo que creo es que hay una emergencia económica y que se está tratando de resolver. Ahorita, por lo pronto, es lo más viable, supongo, porque ahí está ese dinero que ya se había autorizado, afirmó De la Peña Díaz, quien espera que esta sea una solución momentánea y el Ejecutivo estatal resuelva de fondo el problema de la nómina magisterial.

Sin plan en Campo

Filemón Valadez Gallegos, presidente de la asociación Ala Campesina, explicó que, desde el inicio de la administración estatal actual, ésta no ha informado sobre ningún plan o estrategia para el campo zacatecano, por lo que ni siquiera saben en dónde están y en dónde se van a aplicar los 300 millones de pesos que se aprobaron para este rubro durante 2022.

“En realidad no sabemos a qué le vaya a disminuir, porque no tenemos un presupuesto específico para el campo. Por eso, pues no sé a qué se refiera el gobernador… La gente del campo creo que ya hasta aprendió a no recibir un apoyo del gobierno, por eso pues como que eso (la orientación de recursos) ni nos viene ni nos va. Porque si no hay una programación, sino hay un presupuesto que se va a aplicar al campo pues en realidad no sabemos cuánto nos afecte”, reprochó.

Solución temporal

Con la reorientación del recurso, anunciada por el mandatario estatal la noche del jueves, el gobierno del estado buscó dar una “solución temporal” a la falta de pago para el magisterio zacatecano, que mantuvo movilizaciones durante varias semanas para exigir sus remuneraciones.

Y aunque los líderes del magisterio expresaron que dicha medida pareciera ser una forma de confrontar a los diferentes sectores por parte de las autoridades estatales, los representantes de las diferentes áreas reafirmaron su apoyo a la lucha magisterial.

“Estamos en plena solidaridad con los maestros. No tenemos que confrontarnos con ellos. Haremos el esfuerzo hasta donde sea humanamente posible y aquí hay un solo responsable, que son las autoridades que se encargan de generar o gestionar estos recursos… Estamos preocupados por la falta de competencia de quien está al frente de este estado y no se logran aterrizar las situaciones”, expresó el presidente del Colegio de Médicos de Zacatecas.


Los comentarios están cerrados.