REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Al reducir la vigencia de permisos de importación de combustibles y cancelar operaciones de almacenamiento, como sucedió con Monterra Energy, la Secretaría de Energía (Sener) está orillando a las empresas a restablecer una relación de suministro con Pemex.

Conforme los permisos van venciendo, la Sener no los refrenda, lo que desincentiva la operación de las empresas, de acuerdo con especialistas.

«Lo que está haciendo la Sener con los permisos de importación vigentes es esperar a que caduquen para ya no dar un referendo, de hecho hay varios permisos que vencen (en este mes).

«Esto lo que implica es falta de inversiones porque las empresas extranjeras están muy desilusionadas y obviamente la estrategia de crecimiento que se tenía ya no se visualiza de esa manera. Realmente el mercado se está cerrando completamente a Pemex y CFE», aseguró Alicia Zazueta, directora general de EServices.

Esta situación obliga a las empresas que ya importaban sus combustibles a volver a establecer una alianza comercial con Pemex, y a su vez, implica una afectación a los usuarios finales que ya no tendrán opciones que realmente sean competitivas, explicó.

Según el último listado de la Sener, al 1 de febrero tiene vigentes 88 permisos, cuando en diciembre de 2018 se tenían más de mil.

De los permisos vigentes, los que mayor riesgo corren son los gasolinas, diesel, combustóleo y turbosina, consideró.

Este año vencen 14 permisos de importación y exportación, entre los que se encuentran los de Total México, IEnova y Toyota Motors.

El 17 de febrero la Sener publicó un acuerdo en el que determina que los permisos de importación tendrán una vigencia de uno y cinco años.

Mauricio León, asociado de la firma Sánchez Devanny, comentó que la tendencia que ha seguido la Sener es de no renovar o dar nuevos permisos, por lo que las empresas que busquen un refrendo verán detenidas sus solicitudes.

Agregó que actualmente empresas como BP y Vitol no cuentan con permisos, lo que eventualmente dará paso a desabasto en algunas regiones.

Un cierre arbitrario

El cierre de la terminal de almacenamiento de combustibles de Monterra en Tuxpan, Veracruz, por parte del Gobierno mexicano es arbitrario e ilegal, acusó la empresa.

La firma señaló que se hizo caso omiso a la entrega de documentación y pruebas a la CRE para reanudar la operación, por lo que presentó una notificación de intención de arbitraje al amparo del TLCAN

En el documento se reclaman daños por 667 millones de dólares y se hace un llamado al Gobierno mexicano para resolver la disputa de manera colaborativa y salvaguardar el estado de derecho.

Diana Gante
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.