REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Uno de los militares que participó en la persecución y balacera que derivó en el asesinato de la empresaria Lidia Villalba la semana pasada, fue detenido.

El señalado, incluso, ya recibió auto de vinculación a proceso, informó hoy la Fiscalía General de la República (FGR).

Tras el incidente, la Fiscalía del Estado dio a conocer que miembros de la Sedena y policías investigadores habían participado en los hechos.

El jueves, los elementos hacían labores de vigilancia en la carretera que conduce a San Luis Potosí, en el Municipio de Ojuelos, cuando vieron una camioneta que les pareció sospechosa.

En ella viajaba la ex golfista y otras personas, aunque el chofer, supuestamente, no se detuvo -por causas que aún no son esclarecidas-, lo que derivó en una persecución seguida de disparos.

Kilómetros después, ya en Zacatecas, la camioneta se paró a la altura del Municipio Pinos.

La también ex candidata a una diputación federal por el PRI, sin embargo, ya estaba muerta.

Luis Joaquín Méndez, fiscal estatal, dijo que cuatro personas más resultaron lesionadas, entre ellos dos agentes de su dependencia.

El caso lo atrajo la FGR.

Noé Magallón
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.