CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

JEREZ DE GARCÍA SALINAS. Bajo la advertencia de que si la directora Angélica Ramírez merodea por el Hospital General de Jerez, de inmediato llaman a un movimiento más grande. Con ello, concluyeron las negociaciones este martes, sin resultados positivos a la exigencia de que la directora sea destituida.

Después de casi tres horas de discusión en una encerrona entre el titular de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ), Uswaldo Pinedo Barrios, la líder sindical de Salud, Norma Castorena Berrelleza y los al menos 300 sindicalizados del hospital, se determinó que se seguirá dando la atención a los derechohabientes, pero el bloqueo a todos los accesos permanecerá.

Norma Castorena dejó en claro que no levantarán el plantón, toda vez que este miércoles a las 6 de la mañana tomaron por completo el edificio en demanda a que acudiera el titular de la Secretaría de Salud para atender su petición de destituir por acoso, hostigamiento y autoritarismo a la directora.

No obstante, pese a las tres horas de negociaciones, a nada claro se llegó, por lo que Uswaldo Pinedo dijo que entre este jueves o el viernes les tendría la respuesta, toda vez que a los sindicalizados les dijo que este jueves, en el transcurso del día, les notificaría la decisión “importante” que debería decidir el propio gobernador David Monreal.

Así, durante las horas que duró la reunión, varios pacientes se regresaron sin atención médica, aunque sí se les convocó a permanecer hasta alrededor de las 14 horas para determinar si se resolvía la situación.

En cuanto comenzó a salir personal de Salud, pidieron a los solicitantes hacer una fila para dar la atención que requerían, incluso de especialidad.

En entrevista, Norma Castorena aclaró que aunque nunca fue ni será la intención de negarle el servicio a la ciudadanía, ellos seguirán en pie de lucha y eso fue lo que se le expresó al titular de la SSZ y así seguirá dándose la atención en todo momento, tanto en consulta externa como urgencias y camas, pero se le expresó con claridad que la única solución del movimiento es la destitución de la directora, por lo que seguirán bloqueados los accesos al nosocomio.

Comentó que; al comentarle que Pinedo dijo que les resolverá entre este jueves o viernes, respondió que su compromiso fue que este mimo jueves tendrían respuesta.

Pero ante esta decisión, ellos pueden tardarse4 el tiempo que quieran, “pero aquí nosotros no aceptaremos ya a la directora, por tanto, las puertas cerradas continuarán cerradas”, aunque reiteró la atención a los pacientes porque “la gente no tiene la culpa por la falta de decisión de una persona”.

No obstante que Castorena afirmó que no se dejó de atender a la ciudadanía, el tiempo que duró la reunión con el sindicato varias personas llegaron con la incertidumbre de si tendrían atención médica si ya tenían citas programadas.

Se les dijo que esperaran para ver si se resolvía algo, a lo que algunos optaron por esperar, pero otros más se fueron. El problema radica en la gente que acude de las diversas comunidades no solo de Jerez o Susticacán, como una mujer que prefirió no llevar a su mamá ya adulta sin saber si la atenderían, sino que también acuden personas cercanas aTlaltenango Momax y Tepetongo.

Castorena lamentó que lo que se debería discutir son los problemas que afronta la institución, referentes a las carencias como un aparato de Rayos X que no funciona, además del abasto de medicamento y aparatos diversos que no funcionan, pero quieren perder el tiempo discutiendo este tipo de cosas”, como la exigencia de renuncia para la directora con la que prácticamente es imposible mantener un diálogo y relación de trabajo.

De hecho, afirmó que “es una situación que ya incomoda a la doctora: este es un tema de dignidad”, por ello, consideró que ella debería presentar su renuncia y evitar este tipo de cosas.

Reiteró que otros hospitales como el de Zacatecas y Guadalupe dijeron estar dispuestos a respaldar este movimiento.

A su vez, Pinedo Barrios reconoció que la respuesta a la demanda de los sindicalizados quedó pendiente, pero que se acordó que las consultas en todas las áreas deben seguir y todos los servicios.

Afirmó que esto todavía no se puede resolver, ya que se debe escuchar a las partes y la destitución “es algo que se debe analizar, así como la mejor decisión que deberemos tomar, pero orita no la traemos todavía”.

Dijo que “en su momento avisaremos qué hacemos”, por lo pronto, garantizó la consulta a la población y será cuestión de esperar un poquito: un día o dos”.


Los comentarios están cerrados.