CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

JALPA. Las lluvias de hace un año, que provocaron una fuerte inundación en Palmillos, también dañaron varios cauces de agua, como el puente de La Pitaya-Las Presas, cuya corriente socavó alrededor de un metro la base del puente, lo que dejaría en peligro la estructura.

Ante ello, el presidente municipal Noé Guadalupe Esparza informó que antes de que lleguen las lluvias, recorrerá todos los tránsitos de agua que comunican a las localidades, con el fin de evitar daños mayores y darles el mantenimiento que requieran para evitar alguna catástrofe.

En el caso de La Pitaya-Las Presas, la fuerte corriente sobrepasó el cauce natural, de tal forma que al menos un metro de la base fue arrastrada y deslavada: “las grandes crecidas socavaron la parte interior del puente y el vado que tenía desapareció, expresó Abraham Medina Macías, director de Obras Públicas durante el recorrido que se realiza por los cauces.

El alcalde dijo que se hizo acompañar del director de Obras Públicas para que revise lo que se tiene que hacer y luego llevar la cuadrilla de trabajadores para que hagan las reparaciones correspondientes.

A su vez, Medina Macías comentó que el vado, además de que estaba mal encauzado, fue arrastrado por la corriente, por lo que se rellenará con piedra todo el deslave y el vado ahora se hará hacia el arroyo y no hacia las paredes para evitar que se destruya nuevamente.

El alcalde enfatizó en este tipo de rehabilitación, ya que la base de piedra del puente quedó desprotegida con el deslave subterráneo, por tanto, se protegerá.


Los comentarios están cerrados.