EDUARDO VALENCIA/NTRZACATECAS.COM
EDUARDO VALENCIA/NTRZACATECAS.COM

En materia de seguridad, “la autoridad ha quedado a deber”, coincidieron en señalar diputados por Morena, PT y MC. Para el morenista Ernesto González “ver la reacción de la autoridad es decepcionante porque en Zacatecas se persigue a la víctima y a quien exige justicia”.

En el marco de la sesión legislativa, Enrique Laviada, de Movimiento Ciudadano (MC), llamó a crear la Bancada de la Paz, tras sostener que la reyerta entre la delegada del Bienestar, Verónica Díaz y la senadora, Soledad Luévano, ambas de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), no abona en nada a Zacatecas.

A su vez, Xerardo Ramírez, del Partido del Trabajo (PT), hizo un enérgico llamado a modificar la estrategia de seguridad, al asegurar que “ya es tiempo de dejar de echarle la culpa al pasado”, así como que el secretario de Seguridad debe ser de Zacatecas.

Laviada recordó que “fueron duras las críticas que, recientemente, hizo la Senadora por Morena, Soledad Luévano; sin embargo, me sorprende que desde su propio partido vino en su contra una andanada de reclamos, con todo y faltas de ortografía”.

El oficialismo, dijo “debería dar muestras de unidad por lo que estamos viviendo; que hablen de manera pacífica”.

“Esa reyerta en Morena, en lugar de ser parte de la solución, es parte del problema. Las fuerzas distintas a Morena no deseamos ese encono entre sus filas. No es bueno para Zacatecas. Hay que hacer uso de la buena política; de ahí que propongo la Bancada por la Paz”.

Aseveró que hay que apresurar las discusiones porque hay afectaciones graves por la inseguridad y no podemos dejar pasar nada. “Cerrar los ojos o atacar a la senadora no abona. El daño colateral es terrible”.

A su vez, Xerardo Ramírez sostuvo que, “aunque se nos linche, hay que decirlo, ya que, por más que queramos no podemos cerrar los ojos y decir que las cosas están bien. Le di mi voto de confianza al secretario Marín por sus cartas credenciales, ya que el anterior secretario no hizo su chamba, pero también hay que decir que Zacatecas para los zacatecanos”.

Aquí, abundó, “hay gente capaz”, así es que “llamo al gobernador, David Monreal, para que pueda hacer un ejercicio de evaluación porque los grupos delictivos se están llevando entre las patas al pueblo”.

“Nos han quedado a deber. La estadística ha bajado en términos brutos, pero seguimos ocupando los primeros lugares en violencia”.

A lo que el diputado panista Guadalupe Correas destacó que ya son ocho meses del arranque de la actual administración y no se han tenido los resultados deseados, así es que es necesario ver en qué está fallando la estrategia porque son temas que laceran y lastiman.

Antes, Xerardo Ramírez señaló que “vivimos la peor crisis de inseguridad, la violencia ha generado miedo entre la población y no se puede seguir poniéndola en riesgo. Sociedad y gobierno debemos emprender las acciones necesarias para prevenir”.

“No es un hecho aislado la reciente muerte de un menor en Fresnillo. Somos el séptimo estado en delitos contra la infancia y, en los últimos meses, ya son 26 víctimas. Es una situación grave y urgente para que se tomen cartas en el asunto; de ahí un enérgico llamado a la Fiscalía y que se actúe con todo el peso de la ley”.

“No es politizar ante la muerte de un menor, nos solidarizamos con la familia, pero no debemos negar la responsabilidad de la autoridad. Todos estamos obligados a actuar. Celebramos la baja en la incidencia, pero no es para cantar victoria”.

“Las cosas no se están haciendo bien y en el gabinete gubernamental hay quienes no están haciendo las cosas bien. Es necesario que se reestructure la estrategia y ampliar el llamado enérgico a los tres niveles de gobierno, para garantizar el desarrollo de nuestra tierra”, dijo.

Correa insistió que “espero no lo vean como política los compañeros de Morena y aliados, sino como un hecho que lastima a toda la sociedad”.

Ernesto González reconoció que la inseguridad es un tema doloroso y delicado. “Podría estar motivado a hacerlo de carácter político, pero el tema de fondo es la inseguridad. Mataron a un niño al interior de un templo”.

“Y la reacción de la autoridad es decepcionante. Ver al fiscal haciendo honores a la bandera y revisar cámaras, cuando lo que hubiéramos esperado era una reacción interinstitucional, así es que no puede seguir pasando en Zacatecas”.

“No se puede calificar de traidor o desleal a quien exige justicia. Se cuestiona al que denuncia. Se estigmatiza a quien pide justicia, así como que se le llega a temer a la autoridad. En Zacatecas no se investiga el delito, sólo se hacen videos”.

Enrique Laviada llamó a no desconfiar de la política; “no sé qué se trata de decir con no politizar, la política para eso sirve y hay que llamar las cosas por su nombre: las expresiones de la senadora Soledad Luévano han sido materia de debate y las suscribo todas”.


Los comentarios están cerrados.