CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

TLALTENANGO DE SÁNCHEZ ROMÁN. Un incendio que comenzó la tarde del martes en la sierra de Morones, cercano a la comunidad La Corona, está en proceso de ser controlado, según afirmó el alcalde Salvador Arellano Anaya.

Informó que los elementos de las dos brigadas que coordina la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la dirección de Desarrollo Agropecuario del municipio se encargan de sofocarlo y, a este miércoles, aseguró que ya no se ve la gran fumarola que había cuando comenzó.

No obstante, informó que la comunidad donde se registra el siniestro está muy apartada de la cabecera municipal, ya que es más colindante con Jalpa y su acceso es también por dichacarretera, por lo que el auxilio también se otorga por parte de Jalpa.

A su vez, Rodrigo Suárez, titular de la Unidad de Protección Civil del municipio, reiteró que La Corona tiene como único acceso la carretera de Jalpa y todavía se adentra a unos 40 minutos sobre la sierra, es decir, hay una distancia de Tlaltenango hasta allá de al menos tres horas, por lo que el acceso es difícil.

Agregó que ante las dimensiones del siniestro, en su sofocación participan tanto las brigadas conjuntas como el Ejército Mexicano.

Para este miércoles, el alcalde reconoció que no tiene el reporte por la falta de señal, pero se tiene la confianza de que pronto pueda ser abatido.

Arellano aseguró que el incendio, pese a su magnitud, no representa peligro para los pobladores de La Corona, ya que se trata de un pueblo que poco a poco migra y vuelven solo para la siembra de tierras: “son muy poquitas familias que habitan por temporadas, es una comunidad casi desaparecida”.


Siniestro

Por otro lado, Rodrigo Suárez informó que durante esta temporada de incendios, la corporación a su cargo conformada por siete elementos distribuidos en dos turnos, atiende, en promedio, tres diarios. A la fecha, se abatieronentre 180 y 200.

De estos, la mayoría se dan al pie de carretera y avanzan hacia los ranchos de pastizales, lo que afecta, ya que es el alimento que mayormente consume el ganado y los hay desde los 200 metros hasta otros que afectaron 5 hectáreas de terreno.

Ante estos hechos, Suárez pidió a la ciudadanía seguir las recomendaciones como no arrojar las colillas de cigarro ni botellas de vidrio que hagan efecto lupa y a los dueños de los predios solicitó mantenerlos limpios para evitar que se genere alguna chispa.

Asimismo, pidió comprensión a los dueños de los predios que se encienden para que tengan paciencia y no se desesperen por no llegar a tiempo: “estamos atendiendo servicios de ambulancia u otros reportes que nos llegan”.

Dijo que en la medida de sus posibilidades están dispuestos a dar atención a todos los reportes, pero es demasiado el trabajo para los siete elementos que tienen por cada turno.


Los comentarios están cerrados.