KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

Durante la última semana, en las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) Zacatecas se vive un fenómeno “curioso” de filas enormes para la solicitud de constancias de situación fiscal, declaró José Edgar González Cancino, administrador de Servicios al Contribuyente.

Detalló que la actualización de datos fiscales de los contribuyentes es resultado de los cambios en la facturación 4.0, donde, para el buen timbrado de sus nóminas, los patrones necesitan un código postal diferente al domicilio fiscal.

Es decir, “cada contribuyente debe tener su código postal en su constancia de situación fiscal”, en razón de este cambio, los retenedores de impuestos solicitan a sus trabajadores su constancia de situación fiscal para verificar que sus datos estén correctos y el código postal sea diferente a la del empleador.

González Cancino precisó que este cambio inició desde el 1 de enero del presente año y tiene como fecha límite el 30 de junio, razón por la que ha incrementado la demanda de la expedición de constancias.

La demanda de este documento en el SAT pasó de 150 a 500 o mil diarias, cifra que pudiera incrementar conforme se acerque la fecha límite.

Aunque se trata de un trámite que se realiza en menos de cinco minutos, la alta demanda hace que los tiempos de espera superen la hora y media.

“La constancia la imprimimos en menos de un minuto, ya que implementaron todas las herramientas que tenemos para reducir los tiempos de espera”, detalló.

Durante esta actualización de base de datos fiscales, se han encontrado inconsistencias como que una persona cuente con dos RFC, lo que se traduce en dos identidades fiscales; dirección equivocada; RFC incorrecto; o actividad económica errónea.

“Estamos haciendo una depuración total del sistema, esto nos va a permitir llevar un mejor manejo de la distribución de los recursos”.


Los comentarios están cerrados.