REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Ante el reporte de que cada 15 minutos matan a alguien en México, el Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió su estrategia de «abrazos, no balazos», y culpó a sus adversarios y a Gobiernos pasados de la inseguridad.

Para responder al cuestionamiento de REFORMA durante la mañanera, el Mandatario mostró gráficas para afirmar que en su Gobierno se detuvo la tendencia al alza en el delito de homicidio.

-¿Se ha planteado en algún momento hacer un alto en el camino y replantear o revisar la estrategia?, se le preguntó.

«No, no», respondió.

«No vamos a cambiar la estrategia, al contrario, quienes deben de reconocer que se equivocaron y que los errores en política son como crímenes, en el mejor de los casos, son nuestros adversarios», agregó.

El Jefe del Ejecutivo mostró una gráfica sobre los delitos del fuero federal, que, dijo, es por lo que lo podrían juzgar.

«Esto es fuero federal, aquí es donde se podría formalmente juzgar el desempeño del Gobierno federal, 28 por ciento menos, pero ya dije que pues yo no soy solo el titular del Ejecutivo Federal, soy el representante del Estado y tengo que hacerme cargo de todo el País, si no soy culpable, sí soy responsable».

López Obrador indicó que son las circunstancias las que llevan a delinquir a las personas.

«Son las circunstancias las que llevan a muchos a tomar el camino de las conductas antisociales, entonces si se cambia, como decía Ortega y Gasset, la circunstancia, si cambio yo y mi circunstancia. Entonces el del pensamiento conservador no comparte esto, cuando yo dije abrazos, no balazos se rieron, se burlaron, lo siguen haciendo y puedo demostrar de que esto es lo mejor, que lo otro no funciona», afirmó.

«Tenemos que cambiar, o mejor dicho fortalecer, los valores que existen en nuestro pueblo».

El Mandatario dijo que tiene ventaja en su estrategia porque no permiten la corrupción, no hay contubernio de autoridades con criminales y no hay asociación delictuosa, como había antes.

«¿Por qué tenemos ventaja? Primero porque no permitimos la corrupción, segundo porque no hay contubernio, está bien definida la autoridad y no está asociada, no hay asociación delictuosa como había antes y lo más importante, estamos atendiendo las causas y eso lleva tiempo», expresó.

«Decían sí, sí, sí, que eso tarda mucho y no se hacía. Sí lleva tiempo, pero ya hay resultados».

 

 

Claudia Guerrero
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.