LIBRADO TECPÁN/NTRZACATECAS.COM
LIBRADO TECPÁN/NTRZACATECAS.COM

 

Zacatecas. Familiares y amigos de Juan Belmontes Cortés, agente de seguridad vial con 48 años de trayectoria dentro de la corporación, se reunieron a darle el último adiós en el que fuera su domicilio particular.

A sus 84 años de edad y por causas naturales, Juan Belmontes mejor, conocido como «el güerito”, dejó el plano terrenal, rodeado de sus familiares, quienes decidieron rendirle homenaje y velar su cuerpo donde por más de 60 años fuera su domicilio particular, en la colonia Benito Juárez, cientos de personas y ex compañeros se dieron cita para despedirlo.

Durante treinta años ininterrumpidos sirvió como agente de tránsito, ahora Policía de Seguridad Vial; posteriormente se jubiló y, al no gustarle el retiro, decidió regresar nuevamente a la corporación en la que prestó servicio por dieciocho años más, pero ya en áreas administrativas y como operador de radio, puesto que por una enfermedad crónica perdió una de sus extremidades inferiores, lo que lo confinó a una silla de ruedas, lo cual nunca le impidió continuar con su vida normal.

“Gente trabajadora, puntual, honesta, no nos rendimos ante nada fue parte de lo que nos dejó como ejemplo a seguir», expresó su hija María Cristina en entrevista para NTR, puntualizó que fue un hombre muy disciplinado, honesto, honrado y trabajador que nunca se rindió ni en su último momento.

«Ha estado viniendo gente, trayendo coronas flores y yo ya no conozco a la gente, no saludan nos dan las condolencias pero es tanta gente que mucha no la conocemos pero mi papá sí los conoció», narró Cristina mientras las personas seguían llegando al domicilio al que en la parte exterior le adaptaron unas carpas para taparse del sol y de esa forma pudieran despedirse físicamente del güerito quien de forma muy pulcra vestía el que fuera su uniforme por tantos años.

A su paso dejó dos nietas quienes con orgullo portan el uniforme de policías preventivos además un nieto quien honrosamente se dio de baja del Ejército Mexicano al cumplir con su servicio y una hija agente de Policía de Investigación todos ellos inspirados por tantos años que prestó al servicio de la sociedad y quienes ahora siguen sus pasos en distintas corporaciones.

Al filo de las 17:00 horas de este viernes partió del que fuera su hogar por tantos años el cortejo fúnebre al cementerio dónde será su última morada.

Finalmente su hija mencionó «llegó el tiempo de darle gracias a Dios, tristes por la pérdida pero orgullosos por su legado, mi papá el güerito Juan Belmontes el tránsito, de toda una vida».


Los comentarios están cerrados.