IGNORADOS

Pero te vas a arrepentir”, recordó Norma Castorena en la ya tradicional toma del bulevar para exigir al gobierno del estado que atendiera, esta vez, a los trabajadores de salud. Y, aunque esperaron sentados, aquello nunca ocurrió.

Volvieron las mismas palabras que pronunciara hace unos meses el líder del SNTE 58, Óscar Castruita, ahora en el sector de las batas blancas. Nos arrepentimos, dijo Castorena Berrelleza, de confiar en una nueva gobernanza que no atiende, que no escucha y sí somete.

Tan estaban dispuestas al diálogo las autoridades estatales, que desde hace nueve días denunciaron ante la fiscalía el plantón en el Hospital de Fresnillo. A eso se le llama conciliación.

Dice el coordinador jurídico, Ricardo Humberto Hernández, que el derecho a manifestarse está salvaguardado, siempre y cuándo sea por causa “real”. Es decir, que a lo mejor las quejas de los cientos de trabajadores nos las imaginamos. Lo dicho: ni los ven ni los oyen.

MÁS A FUERZAS

No que no tronabas, pistolita. Hasta que en el Cobaez colgaron las banderas rojinegras fue que alguien de la Secretaría de Educación se tomó en serio las exigencias del sindicato, las que ignoraron hasta con prórroga.

Solo así, desde el gobierno del estado se pudieron colgar la medallita y saber qué se siente haber solucionado, en cuestión de horas, uno de sus muchos conflictos. Aunque, en este caso, fuera el mismo que pudieron prevenir en cuestión de días. Y no pocos.

El Supdacobaez, encabezado por Gerardo García Murillo, tuvo que hacer manita de puerco para que le aceptaran su 4.5 por ciento de aumento salarial.

Todos contentos, acordaron volver a clases hoy, porque ya lo que pase con el subsistema que apenas y puede con su carga financiera y que enfrenta un proceso fiscal por parte del Issstezac, eso ya es problema de Ricardo Olivares, el de la Sefin.

TIRO DE GRACIA

Los que no dejan de hacer reír a la nación son los señores X, es decir, los del Frankenstein político-electoral PAN, PRI y PRD que se hace llamar Va por México. No se percataron o no les avisaron que, gracias a sus cúpulas, tienen los días contados.

En el cinismo que les caracteriza se atreven a decir que, después de los comicios, ¡tienen con qué! Que para 2024, ¡hay tiro! Pero como dijera el magistrado presidente Arturo Nahle: tiro “será el de gracia”.

En el ámbito local, a ver si a quienes administran al PRI les llegó el mensaje que les mandó la diputada Cuquita Ávalos. Los resultados de las elecciones calaron y hondo en los corazoncitos tricolores. A ver si no la expulsan por decirles sus verdades.

Del PAN y el PRD en Zacatecas, pues nada se puede decir. Lo que los venenosos no saben es si dijeron: “hay tiro” o “¡ay!, tiro”. ¡Qué bonita oposición!

MALA CONDUCTA

En la Legislatura se debería aprovechar que varios diputados son maestros de profesión, esperando que no sean igual que como legisladores y que se ponga orden en el salón de clases.

No estamos hablando de repartir orejas de burro, porque faltarían, pero al menos recurrir a cambiar de lugar al que pretende pasarse de “chistoso”.

Así evitarían la pena ajena que dicen entre las curules hacen pasar Roxana Muñoz, del extinto PES; Analí Infante, de Morena, y la ex priista mejor conocida por los trabajadores como “Violenta” Cerrillo.

Y nada de que “soy comadre de ya saben quién”. Si no debaten, que no estorben, ¿o cómo es? Claro, nomás que nuestros ínclitos diputados vuelvan a sesionar en el actual periodo.


Los comentarios están cerrados.