OTRA RAYA MÁS

Al menos se les dejan ir de a uno por jornada y esta vez tocó turno a los ganaderos de Pinos, Sombrerete y, ya estando, agricultores de Noria de Ángeles. En la manifestación del día fue la Secampo, de Jesús Padilla, la que reventó la paciencia de los productores, a quienes mantienen con el pie en el cuello con la falta de servicios.

Todo porque, por sus pistolas, el líder de la unión regional, Cuauhtémoc Rayas, aún no reconoce a las asociaciones locales que no quedaron a su contentillo. Todavía trae el coraje atorado, acusan los del sureste, de que en aquella asamblea no pasó la imposición. ¡Se le cebó!

Pero como ya es costumbre en tiempos de la 4T, región Zacatecas, y cacicazgos varios, nada más hay que recordar que la subsecretaria de Ganadería es la fallida candidata a diputada federal Lyndiana Bugarín, cuyo compañero, dicen, carga varias contra el sector. ¿Conflicto de intereses? ¡No!, nueva gobernanza, nomás.

POR EXPERIENCIA

Cada vez se pone más reñido el ranking de los peores secretarios del gobierno estatal y pareciera que, de todos, nomás no se hace uno. En la pelea por el primer puesto, el titular de la Secampo hizo lo propio con ignorar a los ganaderos por andar de florero del gobernador (como si le faltaran).

Aunque, de no ser por la protesta de pinenses y sombreretenses, los venenosos ni se acordaran de que hay quien mande en la Secampo. Tan gris ha sido el desempeño de Jesús Padilla como su paso por la Legislatura, donde su mayor logro fue el fracaso de la adelantada reforma al Issstezac.

Eso sin contar que tampoco ha aclarado de qué la giró en la llamada Estafa Legislativa. Sobre todo, recuerdan los ponzoñosos, porque se trataba nada más y nada menos que del coordinador de la fracción de Morena. Junto a sus hoy compañeros de gabinete, Gabriela Pinedo y Héctor Menchaca, Padilla Estrada presumía de una iniciativa sí y otra también. Sí, ¿pero a qué co$to?

NUEVO SHOW

Si está difícil elegir entre los que menos ayudan a David Monreal, es porque viera cómo se esfuerzan todos en la nueva gobernanza. A un día de la megamarcha del sindicato, volvió a sorprender a las serpientes el histrionismo del secretario de Salud.

Con un poco más de producción, otra vez Uswaldo Pinedo soltó su contraataque a la rompedora de piñatas, lideresa del Sntsa 39, Norma Castorena. Y en uno de los actos, el titular de la SSZ puso a un tal doctor Zúñiga, de Jerez, a expresar “el sentir del pueblo”.

A lo mejor la obra les hubiera salido mejor, de no ser porque el actor fue identificado como ¡trabajador del IMSS! Sí, allá donde también despacha Pinedo Barrios. Peor quedaron cuando al defensor se la voltearon y le sacaron sus trapitos como acosador. Será por eso que empatizó con el secretario, comentan.

A CORRER

¿Que hay tiro? Pues sí, pero ¡en la oposición!, dijo entre risas el presidente López Obrador. No cabe duda que buenos han resultado los PRI-PAN-PRD para darle cuerda el mero, mero de la Cuarta Transformación. Y tanto les caló, que ya salieron a decir que van juntos para las próximas, lo que no se sabe si es amenaza o resignación.

Pero la alianza que se agarra las manos y se apuñala por la espalda a nivel nacional, en Zacatecas también tambalea de su pata tricolor. Cuentan los que saben que caló y hondo, tal cual lo dijera la diputada Cuquita Ávalos, el discurso del fracaso.

Entre priístas que sí le andan comiendo al pan y perredistas que ya hasta se agarraron a trancazos con los del albiazul, los del Revolucionario Institucional navegan con un dirigente como Enrique Flores, quien si sale es nomás por Alito Moreno, y una bancada donde a Gabriela Basurto ya le ponen el pie. Ahora, ¿quién podrá salvarlos?

NO HAY PES

Como ya se veía venir desde hace meses, el Partido Encuentro Social no tiene cabida en la Legislatura, ya que no existe; ha sido desconocido por sus propios dirigentes, entre ellos uno de la Estafa Maestra. Sí, nada más la cara tienen.

Luego entonces, las dos diputadas que llegaron con esas siglas partidistas quedaran en el limbo, ya que salga el dictamen. Y las apuestas están porque ése sí saldrá rápido, pues urge dejar fuera a las del PES de la Junta de Coordinación Política, con todo y un voto menos para la nueva gobernanza.

Zulema Santacruz y la comadre legislativa, Roxana Muñoz, se aferran a la fracción, pues ¿sí sabrán los estatutos como para hacerse del partido de ultraderecha? En la nueva mayoría felices y contentos. Roxana ni se inmuta, como prestada de Morena, y Zulema está más ocupada y preocupada en el caso Johnny Deep, porque “la verdad os hará libres”.


Los comentarios están cerrados.