AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

HUATULCO. El Gobierno federal invertirá 6 mil 513.9 millones de pesos en el plan de apoyo a municipios y familias afectadas por el huracán «Agatha» en Oaxaca, anunció el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al supervisar en Municipio de Huatulco la atención a los damnificados, el Mandatario instruyó a su gabinete, en particular a la Secretaría de Bienestar, a iniciar la dispersión de los recursos a partir del próximo lunes.

«Lo que quiero es que ya se empiece a entregar desde la semana próxima, si se puede el lunes. Hoy es viernes, tienes tiempo de sobra», le dijo a la Secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel, quien le pedía arrancar el miércoles.

«Trabajar para hacer las órdenes y entregarle a la gente, empezar con sus apoyos para la vivienda», agregó

López Obrador anunció que los paquetes de enseres domésticos para familias afectadas -que contienen un refrigerador, una estufa, un colchón, una licuadora, un ventilador y un juego de sartenes- serán entregados a partir de este viernes por parte de las Fuerzas Armadas.

«Con el censo van casa por casa y entregan todo el paquete; se van a entregar directamente los paquetes de electrodomésticos o enseres. También a partir del lunes ya tienen (los municipios afectados) la mitad de lo que les corresponde», apuntó.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda expuestos en el evento, el rubro al que se canalizarán más recursos federales es la reconstrucción de caminos y puentes federales, con mil 887 millones de pesos.

En segundo lugar, está la rehabilitación de infraestructura municipal (agua, caminos, alcantarillado), con mil 190 millones de pesos; seguido de apoyos directos a las casi 20 mil viviendas afectadas, con 638.6 millones de pesos.

Otros rubros que contempla el plan de apoyo son becas, con 483 millones de pesos; reposición de enseres domésticos, con 450.2 millones de pesos; apoyo directo a productores, con 425.7 millones de pesos; y apoyos de la SICT por 360.7 millones de pesos.

El censo federal arrojó que hay 19 mil 362 viviendas afectadas en Oaxaca, a las cuales se canalizarán 638.6 millones de pesos. Si los daños fueron menores, medios o mayores, se entregarán 30 mil pesos por casa, pero si hubo pérdida total, el apoyo será de 60 mil pesos.

Bienestar determinó entregar 24 mil 518 paquetes de artículos del hogar; 7 mil 612 apoyos a productores del campo (de entre 5 mil y 10 mil pesos); mil 85 apoyos a pescadores (de 7 mil 200 pesos cada uno); y 841 apoyos a locales comerciales (de 45 mil pesos), entre otros.

«Se está actuando de manera distinta de como se hacía antes, era nada más la declaratoria de emergencia y enviar los fondos a las autoridades, muchas veces ni llegaban los fondos, ahora lo que queremos es que realmente llegue el apoyo a la gente, que no se quede en el camino, porque había toda una industria de la intermediación, de la corrupción». señaló López Obrador.

«Además de que se padecía de un huracán, de un temblor, también se tenía que padecer de la corrupción porque habían gestores o proveedores o contratistas o autoridades que sacaban raja, sacaban provecho personal, entonces ya no, por eso se desapareció el famoso Fonden, que era un barril sin fondo.

‘No es asunto partidista, hay que trabajar en unidad’

López Obrador aseveró que el plan de apoyo tras el paso de «Agatha» no es un asunto partidista ni relacionado con las recientes elecciones en el estado, por lo que llamó a las autoridades locales a trabajar de la mano y actuar en unidad a favor de los más necesitados.

«Yo les pido nada más que convoquen a todos, que informen a toda la comunidad y a ver si es posible que, aún con diferencias, que las hay en todos los municipios, porque eso es hasta consustancial a la democracia, si todos pensáramos de la misma manera, si hubiese un pensamiento único sería hasta muy aburrida la vida», expresó.

«Siempre hay diferencias, pero busquen por todos los medios la conciliación, la unidad y la transparencia, que le informen a la gente para que no se dé motivo a que se pierda autoridad, y la mejor receta es actuar con buena fe, ser auténticos servidores públicos y llamar a todos, y así vamos a trabajar y convocarlos a todos a la unidad, no es un asunto partidista, ya pasaron las elecciones».

El Mandatario subrayó que mientras un partido político es «una parte», el Gobierno es la representación de todo un pueblo, por lo que insistió en buscar la unidad en medio de las diferencias.


Los comentarios están cerrados.