CÓMO OLVIDAR

No es que con la nueva gobernanza estemos en un lecho de rosas, pero de eso a decir que Miguel Alonso fue el gobernador de la “tranquilidad” para Zacatecas, tampoco. Hay que ser muy cínico, coinciden los venenosos, para hacer lo que el priísta y presumir de resultados en el estado de donde prácticamente huyó.

Bien resguardado por el PRI-PAN-PRD hidrocálido, Alonso Reyes aseguró que, de las “herencias malditas” de David Monreal, él no sabe nada. Que porque en su sexenio hubo inversiones, infraestructura, seguridad, turismo y, por eso, presumió, “la gente lo recuerda”.

Lo que no dijo es que tan mal andan los asuntos por estos lares que ni siquiera han podido avanzar las investigaciones ¡contra él! Y es que también se recuerda al suyo como el gobierno graduado en corrupción. Bueno, algunos se acordarán, porque pareciera que hasta en eso se quiere parecer la 4T, región cero, a la del presidente López Obrador: “hay que perdonar”.

NUEVA FISCAL

Cómo no va andar feliz, feliz, feliz el ex gobernador Miguel Alonso si, en Zacatecas, la secretaria de la Función Pública, Humbelina López, está ocupada en la ya clásica cada vez que la nueva gobernanza está en aprietos de altos vuelos: la denuncia contra el ex coordinador de la Fenaza, mejor conocido como Benjamín “N”.

Multifacética resultó la titular de la SFP, pues ahora la hizo de fiscal para informar sobre una presunta orden de aprehensión en contra del ex funcionario priísta, en vías de unirse al club de Pedro de León. Es, sentenció Humbelina, “casi prófugo de la justicia”. “Quítate que ahí te voy, FGJE”.

Incluso, el gobierno del estado ya tiene listos los carteles de “Se Busca” para pegar en las calles, en la campaña que la secretaria inauguró con el llamado a la sociedad por “la lucha que hemos emprendido contra la corrupción”. Eso sí, con algunos y de la nueva gobernanza para atrás. ¡Órale, qué padre!

QUE RENUNCIE”

Lo dicho: cada que sale, problema seguro. Ni con taquero en la cocina, el secretario de Seguridad, Adolfo Marín, libró su conferencia semanal, pues ahora los que le movieron la jugada fueron los diputados que reclamaron su renuncia. Y para nueva gobernanza, nueva mayoría.

Más malas noticias que, en la exigencia de los legisladores, se unieron hasta los antes (queda claro) aliados de Morena, como el PT y Nueva Alianza. Fuera, fuera, quieren a Marín Marín.

Tal cual lo señalaron en su discusión del viernes, mientras la zona conurbada estaba en llamas, Xerardo Ramírez y Priscila Benítez, entre otros, coincidieron con los de PRI, PAN, PRD, MC (y lo que se le sume): estrategia equivocada y nula respuesta es lo que se ha obtenido de la SSP.

Habrá que reconocer que el secretario no pierde el optimismo. Defendió que “hay cifras alentadoras”, pero “enfrentamos escenarios muy complejos”. O sea que como dicen las serpientes que advirtió a los diputados: “ta’ cabrón”.

NO PASA NADA

¡Ah!, pero qué manera de burlarse de la población. Es en verdad insultante ver a una bola de burócratas pararse el cuello, simular, pues, ante una desgracia, con lo fácil que es echar rollo desde una cómoda oficina gubernamental.

Muy sonrientes en la foto, autoridades federales y estatales se atrevieron a publicar en redes sociales que dan seguimiento a “las acciones en el marco de la estrategia de recuperación de la paz y tranquilidad en Jerez”. (La redacción es cortesía de la Secretaría General de gobierno).

Como que a la secretaria Gabriela Pinedo le encanta instalar mesas, a las que les cojean varias patas, por cierto, pues nada más con recordar lo que pasó este sábado, cuando un comando irrumpió en un bar y sacó a rastras a un hombre entre balazos, en el Pueblo Mágico.

La molestia no se hizo esperar, sobre todo al verla posar con el secretario de (in)seguridad, con sonrisa de oreja a oreja. Lo que es no tener vergüenza.

EL SENSIBLE

Es lo malo de no estar en lo que están. Frase célebre que provocó un tal Mariano Casas, alias El Mamila. quien finge, bueno, funge como secretario particular de David Monreal. Por eficiente, se llegó a decir que lo habían renunciado, pero ahí sigue regando el tepache.

Y como luego de resistir dos que tres gritos y veinte regañadas de la innombrable, pues pasó la prueba para ser antena de la Súper Malvada de Zacatecas. Nomás que sigue sin “estar en lo que estamos”.

Tuvo la oportunidad de asumir una actitud de sensibilidad ante a uno de los tantos problemas que padecen los zacatecanos, incluso, para dejar bien parado a “su” jefe, pero, ¡no!, lo dejó pasar con tal de zafarse de responsabilidad.

Recuerdan el caso de Fernanda Sandoval, la miss varada en Ecuador que ya hasta es “nota nacional”, pues su hermana Alejandra declaró a medios que el secretario particular del gobernador estaba atento del caso. Pa’ pronto, Marianito “clarificó” que él no. De que los hay, ¡los hay!


Los comentarios están cerrados.