Del Serpentario

Érase una vez un rector que no sabía que podía haber llegado a ser lo que no es.

Del Serpentario

Una política social diferente no admitiría a los mismos mercenarios.

Del Serpentario

Ciertas declaraciones oficiales podrían contener la leyenda: “Ármelo usted mismo” y asunto arreglado.

Del Serpentario

Nada peor que el discurso de la transparencia convertido en sermón o lisonja o lo que se le parezca.

Del Serpentario

Lo que mal empieza, termina por comprenderse.

Del Serpentario

Revueltos, pero nunca juntos.

Del Serpentario

Se sabe que entre todos organizan una derrota.

Del Serpentario

Si supieran que los refuerzos federales ayudan, aunque no resuelven.

Del Serpentario

Habrá que esperar a que la rebasada autoridad se percate de sus pecados.

Del Serpentario

Mientras más lo oculten, menos les creemos.

Del Serpentario

Alguien recomendó a Tello buscar un buen abogado, hasta que se cayó en la cuenta de que tiene dos, tres, muchos.

Del Serpentario

Si gana el gobernador, pierde el presidente; si gana el presidente, pierde el gobernador: usted escoja